La exposición con los tapices de Pastrana se amplía hasta el 6 de marzo

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Sociedad Don Quijote de Conmemoraciones Culturales, la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara y la Fundación Carlos de Amberes han decidido prorrogar la permanencia de los tapices en el museo toledano debido a la buena acogida de este montaje, que desde su inauguración el pasado 7 de octubre registra ya más de 38.000 visitas.

La muestra está compuesta por cuatro tapices procedentes de la Colegiata de Pastrana (Guadalajara), que conserva una de las mejores colecciones del mundo. Los paños datan de 1471 a 1475 y contienen escenas de la conquista de Arzila y Tánger, puertos fortificados de Marruecos, realizada por Alfonso V de Portugal en el año 1471.

La excepcionalidad de los paños radica, sobre todo, en su calidad técnica, su procedencia y en las dimensiones, que alcanzan aproximadamente los 11 metros de ancho por 4 de alto. Llevan por títulos ‘Desembarco en Arzila’, ‘Cerco de Arzila’, Asalto de Arzila’ y ‘Entrada en Tánger’.

También son excepcionales porque son de los escasos ejemplos que existen en tapicería que narran hechos contemporáneos, concebidos para exaltar el poder y la gloria del rey como conquistador y defensor de la fe.

Los tapices han sido sometidos a un intenso proceso de restauración gracias al apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha, que hizo una aportación de 140.000 euros a través de la Sociedad Don Quijote de Conmemoraciones Culturales, así como a la labor de la Fundación Carlos de Amberes, el Fondo belga InBev-Baillet Latour, la Diputación provincial de Guadalajara y la Fundación Caja Madrid.

Llegaron a Toledo tras su paso por Lisboa en el marco del 25 aniversario de la Firma del Tratado de Adhesión de Portugal y España a la Unión Europea, con un balance en esta ciudad de cerca de 40.000 visitas. Con anterioridad han podido disfrutarlos más de 30.000 personas entre el Museo del Cincuentenario de Bruselas (20.000) y el Palacio del Infantado de Guadalajara (más de 10.000).

Durante su estancia en la capital regional ha tenido lugar un ciclo de conferencias a cargo de destacados estudiosos que analizaron los aspectos históricos, militares, culturales y sociales plasmados en los tapices.

El Museo de Santa Cruz está abierto de lunes a sábado de 10:00 a 18:30 horas y los domingos de 10:00 a 14:00 horas. Los días 24 y 31 de diciembre y el 5 de enero abrirá sus puertas de 11:00 a 14:00 horas, mientras que el 25 de diciembre y el 1 de enero estará cerrado al público.