La Gerencia aclara los datos erróneos difundidos por la anterior gerente del Hospital Universitario de Guadalajara

La dirección de este hospital ha aclarado que es habitual que en los centros sanitarios, durante el periodo vacacional, se produzcan ajustes asistenciales por la disminución de la demanda de servicios y que es una práctica habitual en todos los hospitales de la geografía española. “No es una decisión adoptada de manera excepcional como quieren hacer ver a la ciudadanía”, han puntualizado.

Desde la dirección han recordado, sin ir más lejos, que en el año 2010, la gerencia cerró durante el mes de julio un total de 120 camas, y en julio de 2011 se cerraron 140 camas. Por esta razón, la actual gerencia “no entiende la alarma suscitada por la anterior responsable de estas dependencias sanitarias cuando es una medida que claramente se ajusta a criterios que eficiencia y eficacia que se lleva a cabo de manera habitual, y por lógica, en el área de la gestión de camas”.

En esta misma línea, la Dirección ha explicado que “nunca se han contratado médicos para cubrir las vacaciones de los especialistas, salvo en contadas ocasiones para cubrir el servicio de urgencias del Hospital”. Desde la gerencia, han aclarado que el hospital de Guadalajara tiene previsto contratar a cuatro facultativos; traumatología, cirugía general, anestesia y de urgencias.

Finalmente, la gerencia ha desmentido que se obligue a los profesionales a organizarse las vacaciones, tal y como ha comentado Pérez León, únicamente se está aplicando el Decreto del Sescam en el que se establece que los facultativos que cojan sus vacaciones de junio a septiembre, como en cualquier empresa, deberán ponerse de acuerdo para dejar cubiertos todos los servicios hospitalarios. Por esta razón, los ciudadanos de la provincia de Guadalajara pueden estar tranquilos “porque la asistencia sanitaria está más que garantizada”, han concluido.