La Guardia Civil cambia su uniformidad

Se trata de una uniformidad polivalente que unificará la imagen de los guardias civiles, ya que la mayor parte de los agentes dispondrán solo de este nuevo uniforme, de marcado carácter policial, con la excepción de los miembros de determinadas especialidades (TEDAX, SEPRONA, Agrupación de Tráfico, etc.), que vestirán uniformes especialmente adaptados a sus necesidades.

El coste total de la dotación a nivel nacional asciende a 21,5 millones de euros, repartidos entre las anualidades de 2010 a 2012. Está previsto que esta adquisición a la larga suponga un ahorro, pues las prendas del nuevo uniforme tendrán una mayor duración.
 
Durante la pasada década se hizo patente la necesidad de modernizar la uniformidad que utilizaban los guardias civiles haciéndola más acorde a los usos de nuestro tiempo. En 2007 se inició el proceso de adjudicación con la presentación de diversas soluciones técnicas y prototipos por parte de empresas del sector textil, entre las que se seleccionaron dos de los prototipos que mejor cumplían con las especificaciones demandadas por la Guardia Civil.

Los modelos seleccionados fueron probados y evaluados durante un periodo de cuatro meses por personal de tres Puestos elegidos en virtud de sus diferentes condiciones ambientales y con la finalidad de conocer el impacto de la nueva uniformidad en la población.

En el segundo trimestre de 2009 se tramitó el oportuno expediente de adquisición, adjudicado a varias empresas, que entre 2010 y 2012 suministrarán un total de 58.000 uniformes. La empresa principal de la Unión Temporal de Empresas adjudicatarias, tiene su sede en Redondela (Pontevedra).

La distribución del nuevo uniforme alcanza en esta fase al personal de 30 provincias (Albacete, Almería, Ávila, Burgos, Cádiz, Córdoba, Castellón, Cuenca, Las Palmas de Gran Canaria, Girona, Guadalajara, Huelva, Jaén, Lleida, Lugo, Málaga, Ourense, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Guipúzcoa, Tarragona, Teruel, Santa Cruz de Tenerife, Valladolid, Vitoria, Zamora, Ceuta y Melilla), con lo que se completa la implantación del nuevo vestuario de la Guardia Civil en todo el territorio nacional.

A lo largo de 2012 se completará la dotación al resto del personal, de modo que el actual uniforme de servicio deje de usarse durante el presente año.