La Guardia Civil difunde consejos de seguridad en encierros y otros festejos taurinos

Es imprescindible recordar que no pueden correr en los encierros los menores de 16 años.

La norma más importante es no correr en los encierros bajo la influencia de bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes. El alcohol y las drogas disminuyen alarmantemente el equilibrio, la velocidad y la capacidad de reacción, alterando la percepción de la realidad y el cálculo de distancias. Correr en un encierro en estas condiciones puede poner en grave riesgo la propia vida y la de los demás corredores. El valor necesario para realizar esta actividad no puede inocularse a través del consumo de estas sustancias.

La actuación correcta de otros corredores o de los propios espectadores ante la presencia de una persona que trata de correr bajo la influencia de bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes pasa por, en un primer momento, tratar de hacerle desistir de su intención de correr, impidiéndoselo si ello es posible.

En el caso de que no sea posible evitar su participación en el encierro es necesaria la comunicación de esta circunstancia a las fuerzas de seguridad presentes en el festejo.

Es importante recordar que no se debe tocar a los animales, así como tampoco se les debe golpea citar o realizar cualquier acción que se considere maltrato. Además de ser un peligro para el propio corredor, puede hacerse que el toro se de la vuelta poniendo en grave riesgo a los corredores que ya han sido rebasados y a los propios espectadores.

En la plaza se debe dejar que los pastores encierren a las reses. Si el evento taurino se completa con una suelta de vaquillas o se realiza ésta de forma aislada dentro del ruedo, se seguirán las mismas indicaciones que para el encierro.

Recuerde que correr delante de un toro en la calle o en una plaza es su responsabilidad.

La Guardia Civil agradece la colaboración ciudadana, poniendo a su disposición el teléfono 062 al que los ciudadanos pueden dirigirse para comunicar cualquier emergencia o incidencia que les pueda surgir.