La Guardia Civil imputa a una persona por denunciar un robo inexistente

Los hechos se remontan al 6 de septiembre de 2010, cuando D.G.B., se personó en dependencias de la Guardia Civil de Molina de Aragón denunciando que, cuando se dirigía por la carretera GU-418, desde la localidad de Molina de Aragón a su domicilio, sito en Cubillejo de la Sierra, fue abordado por tres individuos que le sustrajeron, a punta de pistola, el vehículo que conducía.

Las investigaciones realizadas en su día por la Guardia Civil habían resultado infructuosas hasta que una persona que realizaba tareas agrícolas comunicó, el pasado 6 de noviembre y a través de una llamada telefónica realizada al teléfono de emergencias de la Guardia Civil, 062, el hallazgo de un vehículo que estaba escondido, entre unas pacas de paja, en  un paraje situado entre las localidades de Cubillejo del Sitio y Tortuera. 

Una vez recibida esta comunicación, agentes de la Guardia Civil se trasladaron al lugar citado por el comunicante para realizar la correspondiente inspección ocular del vehículo, de la extrajeron la conclusión de que  había sido ocultado completamente entre las pacas de paja y debido al paso del tiempo y a las inclemencias meteorológicas había quedado parcialmente al descubierto.

Una vez obtenidos los datos del vehículo y consultados en la base de datos de la Dirección General de Tráfico se averiguó que es  propiedad de D.G.B., y que su desaparición había sido denunciada dos años atrás en las circunstancias descritas.

Con los datos obtenidos y la declaración realizada por el propietario del vehículo se pudo determinar que la denuncia había sido formulada para eludir las posibles responsabilidades que se derivaran de una colisión múltiple, ocurrida en Molina de Aragón dos días antes de denunciar la sustracción, en la que cuatro vehículos estacionados en la vía pública sufrieron daños de distinto alcance.