La Junta incide en la necesidad de “precaución y prudencia” a los buscadores de setas

 
El cuerpo de agentes medioambientales de la Consejería de Agricultura pide a los ciudadanos “precaución y prudencia” a la hora de ir al monte para evitar desorientaciones y extravíos como los que han sucedido en las últimas semanas, en la que los agentes –y otros cuerpos de seguridad- han tenido que rescatar a varios excursionistas perdidos.
 
Por ello han elaborado una serie de recomendaciones que quieren hacer públicas con el fin de evitar estas situaciones, que son peligrosas y ponen en riesgo la integridad física de los buscadores de setas. Son las siguientes:
 
-Planificar bien la excursión.
 
-Antes de salir, tener en cuenta las condiciones meteorológicas.
 
-Ir correctamente equipados: con ropa y calzado adecuados, e incluso sería recomendable llevar alguna prenda reflectante para facilitar nuestra localización en caso de perdernos.
 
-Llevar algo de comida, frutos secos, agua, etc.
 
-Es recomendable no ir solo.
 
-Conocer bien el monte o la zona donde vayamos a ir, o en su defecto ir acompañado de alguien que conozca bien el monte y sus vías de acceso.
Es bueno tomar puntos de referencia para orientarse (el lugar donde se ha dejado el vehículo, casas de campo, torretas eléctricas, características orográficas y geológicas, etc.).
 
-Ir provisto de teléfono móvil.
 
-No apurar el tiempo de la actividad, teniendo en cuenta el tiempo que vamos a estar buscando y recolectando setas, el que emplearemos en ir hasta el lugar en cuestión y el que necesitaremos para regresar hasta donde hemos dejado el vehículo, para que no se nos eche la noche encima.
 
-En caso de necesidad, llamar a los equipos de emergencias, al teléfono 112. Una vez comunicada nuestra posición, no movernos del lugar hasta que contactemos con el personal de venga a buscarnos.
 
Por otro lado, el cuerpo de agentes medioambientales de la Junta de Castilla-La mancha recuerda que es peligroso comer setas que no estén en buen estado, y aconsejan conocer bien las setas e incluso llevar una guía para su clasificación; llevar una cesta para que las setas estén aireadas y las esporas se diseminen; no mezclar las setas; y limpiarlas bien y depositarlas en lugares frescos y aireados hasta el momento de consumirlas.