La Ludoteca de Verano de Cifuentes cerró sus puertas hasta el próximo año

El objetivo de esta actividad es doble. Por un lado, se pretende ayudar en la conciliación de la vida laboral con la personal de los padres y madres de este municipio y de sus pedanías. Por otro lado se buscan actividades que, además de entretener, ayuden a completar la educación de los participantes, de edades comprendidas entre 3 y 9 años, en aspectos tan importantes como el medio ambiente, la seguridad ciudadana, la nutrición, la convivencia con los demás, etc.

La Ludoteca se ha desarrollado en horario matinal, de 9.00 a 14.00 h., siendo la primera hora dedicada al estudio y realización de tareas para pasar después a actividades más lúdicas como talleres, juegos, música, piscina, visitas, etc. En todo momento se ha buscado la complicidad de los asistentes, permitiendo que ellos mismos diseñen actividades o practicando juegos en equipo. En este sentido, se ha recurrido también a algunos juegos tradicionales que están prácticamente en desuso como las chapas, la rayuela, el bote botero o la bruja de colores. El objetivo ha sido enseñarles a jugar con pocos materiales, simplemente con sus amigos y amigas, y alejarles un tiempo de los juegos electrónicos tan presentes en estos momentos.

De las actividades programadas durante los meses de julio y agosto cabe destacar las visitas que realizó la Guardia Civil del Puesto de Cifuentes (28 de julio y 22 de agosto) a las instalaciones de la Ludoteca, donde los participantes pudieron ver y palpar los diferentes materiales que los agentes llevaron hasta estas instalaciones así como ver de primera mano los diferentes vehículos que pusieron a su disposición, cuyo principal objetivo de sendas visitas fue el de acercar a la población infantil la labor y los medios de los que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad disponen. Otra actividad que impactó positivamente a los participantes de la Ludoteca de Verano fue la visita que realizaron el pasado 1 de agosto a la Residencia de Mayores “Los Almendros” de Cifuentes que durante cuatro horas aproximadamente pudieron compartir con los residentes talleres, cuentos y el “almuerzo saludable”. Los niños y niñas de la Ludoteca fueron agasajados con un juego de bolas que los propios residentes les habían confeccionado. Es importante destacar los talleres que la  empresa Ecoembes realizó el miércoles 8 de agosto, donde los participantes conocieron de mano de especialistas la importancia del reciclado, promoviendo las actitudes proambientales poniendo en valor su entorno a través de actividades lúdicas.

Las actividades finalizaron el viernes 31 de agosto con una gran fiesta fin de temporada donde compartir fue el principal objetivo.
El alcalde, José Luis Tenorio, se muestra especialmente satisfecho con esta actividad porque “es un gran servicio que los padres y madres tienen para conciliar la vida laboral y la familiar durante los meses de julio y agosto y de este modo descargar de alguna manera a los abuelos que realizan un trabajo incuestionable, además de fomentar la convivencia entre niños y niñas de diferentes edades e incluso de algunos que no viven habitualmente en el municipio y que acuden en la época estival”.