La magia de Oriente evitó que la lluvia desluciera la ilusión de los niños jadraqueños

Puntuales a su cita, la comitiva partió de Cuatro Caminos a las 19:45 horas. A las ocho en punto, Melchor, Gaspar y Baltasar con sus correspondientes pajes, hacían escala en la Plaza del Ayuntamiento para compartir ilusiones con grandes y pequeños.

El alcalde de Jadraque, Alberto Domínguez, fue el encargado de recibir a Sus Majestades de Oriente a su llegada al portal de Belén, instalado en los soportales del consistorio para preservar al Niño Jesús de la lluvia.

Domínguez agradeció en nombre de todos los jadraqueños a los Reyes Magos su visita a Jadraque y a todos los presentes su compañía en una noche nada apacible. Con música navideña, los Reyes Magos recibieron uno por uno a los niños y niñas de Jadraque que les entregaron sus cartas y, a cambio de confesar sus ilusiones, recibieron una bolsa de chuches.

La intermitente lluvia quedó en un segundo plano porque la magia de los tres Reyes Magos deslumbró a niños y mayores que llenaron la plaza Mayor, en una cabalgata organizada por la Asociación “Reconquista”, con la colaboración del Ayuntamiento y que había habilitado un salón de sesiones que finalmente no fue necesario utilizar por si la lluvia ganaba la batalla.

Hubo sonrisas y lágrimas en la noche infantil por excelencia en el calendario antes de despedir a Melchor, Gaspar y Baltasar que volvieron a subirse a su carroza para empezar a repartir regalos entre todos los niños del mundo.