La MAS inicia un nuevo año hidrológico con normalidad pero pidiendo cautela a los usuarios en el consumo

mas060314El sistema de abastecimiento de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS) inicia un nuevo año hidrológico “con cierta cautela pero todo hace presagiar que, en cuanto llegue la lluvia y la nieve, podremos tener un incremento notable de las reservas que tiene que llevar pareja una contención en el consumo. Situación de tranquilidad, sin que ello implique nos relajemos en la contención en el consumo de los últimos años”, ha valorado el presidente de la MAS, Jaime Carnicero, esta mañana.

Esta valoración está directamente relacionada con la situación de partida que presenta la presa de Beleña en el inicio del nuevo año hidrológico, al almacenar un total de 26,86 hectómetros cúbicos (50,4% de su volumen total), pero siendo un nivel inferior, concretamente 7,5 hectómetros cúbicos menos, al del 1 de octubre de 2013.

El presidente de la MAS, también, ha ofrecido datos para hacer un balance del año hidrológico 2013/2014 que finalizaba el pasado martes, 30 de septiembre, en el que no se han registrado situaciones de anormalidad en la reserva de Beleña, se han producido menos precipitaciones que el periodo anterior y en el que se ha producido un descenso del consumo de las poblaciones abastecidas de más de un millón de metros cúbicos de agua.
BALANCE AÑO HIDROLÓGICO 2013/2014

En valores absolutos, según los datos ofrecidos por la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología), las precipitaciones recogidas en toda España durante el último año hidrológico registraron una media de 605 litros por metro cuadrado, una cantidad un 5 por ciento por debajo de los valores normales y un 22 por ciento menos que del 1 de octubre de 2012 al 30 de septiembre de 2013.

Respecto a la reserva de Beleña, el año hidrológico había comenzado el 1 de octubre de 2013 con una medición de 34,3 hectómetros cúbicos, mientras que en enero de 2014 presentaba un nivel por encima del 70% de capacidad con niveles cercanos a los 38 hectómetros cúbicos.

“Partíamos de una posición muy ventajosa, que ha permitido que se haya cerrado este último año hidrológico con una medición de 26,96 hectómetros cúbicos, ligeramente por encima del 50% del volumen total de Beleña”, ha señalado Jaime Carnicero.

La cota máxima de Beleña en el último año hidrológico fue de 46,1 hectómetros cúbicos (14 de abril, semana 28 del año hidrológico) y cota mínima de 27,9 en su última semana (22 septiembre).

Asimismo, la cota media del año ha sido de 37,36 hm3 con numerosas ocasiones, a final del invierno y en primavera, en las que la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) ha abierto compuertas para desembalse de agua por motivos de seguridad.

Este nuevo año hidrológico que ayer comenzó, como ha explicado el presidente de la MAS, presenta una perspectiva de tranquilidad inicial pero con cierta cautela ya que Beleña almacena casi 7,5 hectómetros cúbicos menos que el año anterior. Ahora, Beleña almacena 26,86 hectómetros cúbicos cuando el 1 de octubre de 2013 llegaba a los 34,3 hectómetros cúbicos.
CONSUMOS ÚLTIMO AÑO HIDROLÓGICO

En lo que respecta al consumo de las poblaciones abastecidas por la MAS en el último año hidrológico (de nuevo de octubre de 2013 a septiembre de 2014), la estadística nos deja una demanda de 36.717.777 metros cúbicos de agua.

De estos casi 37 metros cúbicos de agua, hay que distinguir que 8.411.712 metros cúbicos corresponden al periodo de octubre a diciembre de 2013 y otros 28.306.065 metros cúbicos de agua al consumo de lo que llevamos de este año 2014.

Si comparamos esos casi 36,7 millones de metros cúbicos de agua con el consumo del anterior año hidrológico 2012/2013, vemos que se ha producido un descenso de más de un millón de metros cúbicos. Concretamente, 1.343.832 metros cúbicos de agua respecto a un consumo de 38.061.609 desde octubre de 2012 a septiembre de 2013.

Según los datos que maneja la MAS, este descenso marcha una tendencia ahorradora en el consumo que se consolida por segundo año hidrológico consecutivo, ya que el consumo del año hidrológico de 2011/2013 (esos 38 millones de metros cúbicos) ya supuso un descenso respecto a la cifra del 2011/2012 que hay que recordar que experimentó un repunte de casi medio millón de metros cúbicos (456.810 metros cúbicos más) hasta los 41.798.250 metros cúbicos de agua cuando el año hidrológico 2010/2011 se había alcanzado un consumo de 41.341.440 metros cúbicos.

“Este descenso consolida una tendencia de ahorro de agua, que es una buena tendencia. En los municipios grandes, es un ahorro de agua que deriva porcentualmente de los contadores domésticos. Hay estudios, como en el Ayuntamiento de Guadalajara, donde se puede ver cómo se han incrementado los rendimientos de red de una manera notabilísima”, ha explicado Jaime Carnicero.
PRUEBAS DE ALCORLO ETAP Y MARCHAMALO

El presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, respondiendo a cuestiones planteadas por los medios de comunicación tras ofrecer los datos de balance del año hidrológico, ha analizado en qué situación se encuentra la conducción Alcorlo-ETAP y la relación con el Ayuntamiento de Marchamalo.

Respecto a la puesta en marcha de la conducción que permitirá a la MAS contar con una fuente alternativa de agua del río Bornova de 16,4 hectómetros cúbicos, Jaime Carnicero ha asegurado que “la MAS, desde el mes de junio, está perfectamente dispuesto para realizar las pruebas, con los medios técnicos y materiales en disposición. En cuanto nos den el ok definitivo, al día siguiente estamos haciendo las pruebas”.

Sobre este procedimiento interadministrativo, Jaime Carnicero ha explicado que “estamos a expensas de recibir el documento habilitante de la CHT, la concesión. Hace un par de días nos pedían una documentación complementaria que hemos aportado”, comprometiéndose “a acudir personalmente a la CHT para, aunque no depende de nosotros, tener cuanto antes esa concesión que nos permita realizar las pruebas”.

Asimismo, el máximo responsable de la MAS ha recordado que desde la firma del convenio en junio de 2013 ha sido necesario llevar a cabo una serie de obras complementarias “porque no había ni suministro eléctrico ni control de tele-gestión que ascendían a más de 600.000 euros y que quedaron reflejado en el convenio que tenían que realizar otras administraciones y que llevan acabadas tiempo”.

Finalmente, Jaime Carnicero ha solicitado al alcalde de Marchamalo que explique a sus vecinos a qué destina el dinero del agua que ellos pagan. “Me imagino que más de un vecino, le habrá ido a pedir explicaciones al alcalde de Marchamalo porque no han accedido a una subvención. Y lejos de explicarlo, tira el balón hacia adelante para enmarañar a ver si se iguala en grado de cumplimiento e incumplimiento. Con la MAS, no se puede igualar el alcalde de Marchamalo porque la Mancomunidad cumple con la relación de pagos y con todos sus compromisos y el Ayuntamiento de Marchamalo no cumple con la Mancomunidad de Aguas del Sorbe”.