La mujer del consejero de Educación se salta la lista de espera del hospital de Albacete, según la SER

mm(113)La cadena de radio informa que María Fernanda Gómez, esposa de Marcial Marín, fue operada antes que pacientes que llevaban más de un año esperando

María Fernanda Gómez Martínez, esposa del consejero de Educación de Castilla la Mancha Marcial Marín, fue incluida en la lista de espera quirúrgica del Hospital Universitario de Albacete el 8 de octubre de 2012. Solo 15 días después fue operada de un “trastorno discoinvertebral con mielopatía en región vertical” (hernia discal) por el jefe del departamento de Neurocirugía y 24 horas después de la intervención recibió el alta médica, según informa hoy la Cadena SER.

Según la documentación que cita la mencionada emisora, en el momento en que se programó la operación de la esposa del consejero, el departamento de Neurocirugía del Hospital de Albacete tenía 319 pacientes esperando a ser intervenidos. 38 de ellos superaban el año de espera, 60 sobrepasaban los 300 días y 140 pacientes llevaban más de 150 días aguardando la cita.

Según esta información, 20 de los pacientes de la lista de espera en Neurocirugía habían sido diagnosticados con la misma patología (hernia discal) que la mujer del consejero y llevaban esperando más de un año a su intervención.

Fuentes de la Consejería de Sanidad recogidas por la emisora señalan que la decisión de programar con tanta premura la operación de María Fernanda Gómez “se debió a criterios médicos, ya que la paciente tenía mucho dolor”. Algo que suscribe el consejero de Educación, quien afirma “no haber hecho ninguna gestión”, insistiendo en que su esposa padecía “fuertes dolores”.

El jefe de Neurocirugía del Hospital de Albacete, Vicente Calatayud, que fue quien operó a la mujer del consejero, ha reconocido “que la operación no era de vida o muerte” sino “algo que se ve todos los días”. Y, aunque defiende la celeridad en la programación de la intervención alegando “que consideró que debía hacerse pronto” reconoce al tiempo que la paciente se tomó un tiempo de reflexión hasta decidir si quería o no pasar por el quirófano.

El doctor Vicente Calatayud -recuerda la SER- es el mismo que operó el pasado mes de abril a la madre del gerente del Hospital de Hellín. Un escándalo que hizo dimitir al directivo, al conocerse desplazó al equipo médico desde Albacete, ya que el centro de Hellín no estaba dotado del personal necesario.