La obra de Máximo Robisco, hasta el 26 de abril en la Ermita de San Roque de Sigüenza

Pintor y también poeta, inició su trayectoria profesional en la posguerra española, años difíciles que marcaron la vida de toda una generación y también la obra de este artista. Su pasión por la pintura le condujo a pasar temporadas en Madrid y Paris, y a conocer las tendencias culturales de la segunda mitad del siglo XX, a pesar de ser un artista autodidacta que plasma en sus lienzos una visión muy personal de la difícil época que le tocó vivir durante su juventud.

Muy cercano al “Grupo El Paso”, guarda  en su casa guarda con auténtico orgullo algunas obras de sus miembros como Millares o Canogar, entre otros. La sociedad artística en la que irrumpió el “Grupo El Paso” fue definida en su manifiesto fundacional, publicado en 1957. Sin adscribirse a ninguna tendencia artística definida y con la ambición de sumar a su propuesta a escritores, cineastas, músicos y arquitectos, los artistas que formaron el Grupo comenzaron un capítulo nuevo en la historia del arte español: una vanguardia libre nacía después de dos décadas de silencio creativo y lo hacía con una idea clara de compromiso con su tiempo.

Pese a su indudable valía artística, son pocas las ocasiones en las que Máximo ha expuesto. La última vez fue en el año 1999, en el Parador de Sigüenza, junto a otros artistas locales como Canfrán Lucea y Mariano de la Concepción. Asimismo Robisco colaboró en la exposición colectiva sobre la figura del Doncel, que tuvo lugar hace cuatro años también en la Ermita de San Roque. “Máximo forma parte de un grupo de jóvenes seguntinos de los años 50 y principios de los 60, entusiastas de la cultura en toda sus facetas, pero que no pudieron desarrollar sus inquietudes debido a la situación social de la España de la época. Me refiero a Antonio Pérez, Pepe Esteban o Fidel Vela. En los últimos años les hemos ido recuperando para la ciudad. Solo faltaba mostrar la obra de Máximo. Y, por fin, ha llegado el momento”, explica Paloma García Atance, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Sigüenza.

Casi un centenar de personas asistieron a la inauguración, familiares, amigos, artistas de la ciudad y seguntinos y visitantes en general. El público apreció el trabajo del pintor animándole a que siga exponiendo y sobre todo a que no tarde tantos años en completar otra muestra. Además del numeroso público, una nutrida delegación municipal, encabezada por la propia García Atance y por el alcalde de la ciudad, Francisco Domingo, acompañaron a Máximo en la inauguración.
 
Lugar de Exposición: Ermita de San Roque
Hasta el domingo 26 de abril.
Horarios de visita:
Miércoles, jueves y viernes de 19:00 a 21:00  y sábados de 11:00 a 14:00 y de 19:00 a 21:00. Domingos de 11:00 a 14:00