La pizarra de Bolea da un merecido empate (31-31)

Los úlitimos segundos fueron trepidantes. Tras el tiempo muerto, Bolea diseñó el gol del empate en cuatro movimientos. Uno, saque de Sergio de la Salud -con la camiseta de portero-jugador que le cede el balón a Chyro Blazevic; dos, el croata se la devuelve ya en pista rival; tres, De la Salud ve perfectamente el desdoble al pivote de Edu Reig; cuatro, el extremo catalán desde los seis metros y con sangre fría bate al internacional José Manuel Sierra. El resto fue la comunión de la plantilla con una afición que apretó como nunca lo había hecho. Un punto que bien puede valer una permanencia y con esa sensación se marcharon los jugadores, que ya piensan en el próximo duelo contra Huesca -miércoles, a las 21 horas-, partido importante en la lucha por salir de la zona de descenso en la que hay tortas para escapar.
El partido en su primera parte fue totalmente dominado por un Cuatro Rayas Valladolid superior. Ángel Romero y Joli hacían daño y exhibían su enorme efectividad. Así al descanso el resultado era contundente (13-20). En la segunda, la historia cambió la defensa del Quabit se hizo cada vez más férrea y Jorge Oliva, que estuvo espectacular abortaba goles cantados de los pucelanos. Chyro, efectivo atrás y determinante en ataque, fue uno de los destacados del duelo, pero sería injusto no destacar también la calidad de Javi Parra, el trabajo del incansable Epeldegui, la sabia dirección de Alfonso de la Rubia, la inteligencia sobre la pista de De la Salud, la casta de Mateo Garralda, la solidaridad defensiva y el acierto de Juan Basmalis y Coque Fontenla, el brazo de Rudovic, o la sangre fría de Edu Reig… En definitiva un encomiable trabajo colectivo que hizo que la plantilla creyera hasta el final, incluso los Jorge Gómez, Mateu y Sergio Valles, que no dejaron de animar desde el banquillo. Bolea y su escudero Ike con su estrategia hicieron el resto. Un punto muy merecido que enloqueció al Multiusos.
 
Quabit BM Guadalajara: Jorge Oliva (31%); Chyro (4), Epeldegui (2), De la Salud (3), Rudovic (4), Garralda (2), Parra (4), Reig (5), Fontenla (3), De la Rubia (3) y Basmalis (1).

Cuatro Rayas Valladolid: Sierra; Eilert (-), Asier (3), Víctor Alonso (-), Ángel Romero (7), Krivokapic (4), Gurbindo (2), Delgado Avila (-), Joli (5), Cutura (5) y Nikcevic (5).

Árbitros: Casado Fernández y Vera Ávila. Excluyeron a Chyro y Basmalis por el Quabit BM y a Delgado Avila (2) y Asier por el Cuatro Rayas BM Valladolid.

Parciales: 3-4; 4-7; 6-11; 8-14; 11-17; 13-20, descanso. 15-23; 18-24; 22-26; 27-29; 29-31; 31-31.