La plataforma ‘eBiblio’ pone 1.500 libros electrónicos a disposición de los usuarios de la Biblioteca de Cabanillas

cabanillas_casacultura100713Acceso a Internet, carné de la Biblioteca de Cabanillas del Campo y ganas de leer. Poco más que eso hay que tener para acceder a la plataforma ‘eBiblio’ que promueve el Ministerio de Educación en colaboración con el Gobierno regional y que acaba de ‘activarse’ en la institución campiñera, poniendo a disposición de sus usuarios 1.500 títulos para todos los gustos, públicos y edades.

El servicio es accesible 24 horas al día, 7 días a la semana y 365 días al año a través de la red. Solamente es necesario disponer de un dispositivo de lectura compatible (formatos de publicación ePub y pdf), acceso a Internet, una contraseña que le facilitarán en la Biblioteca, además de estar en posesión del carné.

La página principal del sitio web (castillalamancha.ebiblio.es) muestra una selección de libros recomendados y últimas novedades, junto a un menú con las principales categorías del catálogo. Además, se podrán buscar libros electrónicos a partir de la información de la que el usuario disponga: título, autor, materia.

La descarga de libros electrónicos o su lectura en línea será por un período limitado de 21 días, con posibilidad de renovación. Además, el usuario podrá tener 2 más en reserva, independientemente del número de libros impresos que tenga en préstamo. Como ocurre con el préstamo de ejemplares físicos, los usuarios menores de 14 años no podrán acceder a obras destinadas a usuarios adultos.

Las personas que no pueden hacer uso del préstamo por razones de retraso en las devoluciones de libros impresos o de otros materiales (DVD, Blu-Ray, etc.) no podrán tampoco tomar en préstamo libros electrónicos.

En caso de que el usuario quiera tomar en préstamo un libro electrónico que en ese momento esté en poder de otro, ‘eBiblio’ permitirá realizar una reserva del libro para que, cuando esté disponible, se le se le avise a través de correo electrónico, dejándole el contenido reservado durante el periodo de tiempo que determine cada biblioteca. Cada usuario dispondrá de una cuenta en la que podrá realizar el seguimiento de sus libros prestados y reservas.