La presidenta de la Diputación comprueba el buen ritmo de ejecución de las carreteras de la zona de Molina

dipugu_carreteras030913Ana Guarinos subraya que durante el actual mandato se han llevado a cabo el 70 por ciento de las actuaciones realizadas en las carreteras de la comarca molinesa, con un total de 170 kilómetros ejecutados

La presidenta de la Diputación, Ana Guarinos, junto a los diputados José Ángel Parra y Lucía Enjuto y  técnicos de la Institución han visitado algunas de las obras que se han llevado a cabo en la Comarca de Molina y que han supuesto una mejora considerable en las comunicaciones de los pueblos afectados y para la seguridad vial de los ciudadanos.

Tras comprobar el resultado de las actuaciones, que en su conjunto han superado los 535.000 euros de inversión, Guarinos apunta que “hoy hemos comprobado como se han realizado obras importantes en Canales de Molinna, Aragoncillo, Taravilla y Baños de Tajo”.  La presidenta asegura que “el ritmo de ejecución de las carreteras en la zona de Molina va muy bien” y, en este sentido, explica que “de los 244 kilómetros que se han ejecutado desde el inicio de las actuaciones en materia de carreteras, 170 kilómetros los hemos hecho en los dos últimos años, lo que significa que el 70 por ciento de las carreteras ejecutadas en la zona de Molina se han realizado con el actual equipo de Gobierno, con una inversión próxima en la zona de unos 20 millones de euros”. Con ello, la máxima responsable de la Institución Provincial considera que “podemos hablar de un trabajo muy bueno desde la Diputación y, en este sentido, tengo que agradecer a los técnicos y a las empresas el buen trabajo que están realizando”.

En Canales de Molina, con el alcalde Javier López, la presidenta ha podido comprobar el resultado de los trabajos llevados a cabo en la GU-422, en un tramo de 1,2 kilómetros al que se han destinado 113.117,38 euros para ensanche de la vía y mejora de los drenajes y la señalización.

En Aragoncillo, con un presupuesto de 119.423,19, se ha arreglado la carretera GU-409 y se ha construido un nuevo acceso desde el punto kilométrico 43 de la N-211, con lo que se ha conseguido mejorar la seguridad vial, puesto que el punto en que se encontraba el anterior acceso tenía escasa visibilidad. El nuevo, que dispone además de cuñas de aceleración y desaceleración, está localizado frente al de la GU-957 de Torremocha del Pinar. Por lo demás, este proyecto ha permitido ensanchar la GU-409 con una capa de rodadura de hasta 5,5 metros. Esta obra, financiada con fondos de la Diputación Provincial, ha contado con la colaboración técnica de la Demarcación de Carreteras del Estado de Guadalajara. Sobre esta actuación, Ana Guarinos ha subrayado que se trata de una obra “muy demandada por razones de seguridad vial. Se ha suprimido el antiguo desvío hacia Aragoncillo, que estaba situado en un cambio de rasante que podía producir accidentes de tráfico, y se ha construido otro en un nuevo emplazamiento”.

Finalmente, la presidenta  ha comprobado, con los alcaldes de Taravilla y Baños de Tajo, Maribel Díaz y Anastasio Abad, respectivamente, el resultado de las obras que se han ejecutado en la carretera GU-980, que une ambas localidades y que ha sido ensanchada, asfaltada y señalizada. El proyecto, presupuestado en casi 242.000 euros, ha incluido además el refuerzo del firme de la travesía de Taravilla, desde la CM-210 hasta el inicio de la GU-980. El resultado de las obras ha sido satisfactorio y, como ha apuntado la presidenta de la Diputación “mejora el acceso a esta zona y también se ha arreglado la travesía de Taravilla, que conecta con la carretera de Baños de Tajo.

En esto último municipio, y dentro del Plan de Carreteras, la Diputación también ha construido un puente sobre el arroyo Ejido, mejorando ostensiblemente el acceso a la localidad. El proyecto de actuación, dotado con un presupuesto cercano a los 60.000 euros, ha incluido además la limpieza del cauce en el entorno de la obra.