La presidenta se reúne con el alcalde de Auñón, y con las alcaldesas de Prádena y San Andrés del Congosto

Estos encuentros se enmarcan dentro de la ronda de reuniones que Ana Guarinos viene manteniendo con los alcaldes de la provincia, con el objetivo de escuchar todas sus demandas y de atender, en la medida de lo posible, las necesidades de sus municipios.

En este sentido, todos los alcaldes han trasladado las muchas necesidades que tienen sus municipios y vecinos, así como la difícil situación económica por la que están atravesando. Por ello, la presidenta de la Diputación les ha trasladado la voluntad de la Institución a la que representa en general, y la del equipo de gobierno en particular, de trabajar por y para ayudar a los ayuntamientos a mejorar la calidad de vida de sus vecinos y a salir de la difícil situación económica en la que se encuentran por la pésima gestión de anteriores gobiernos tanto en la región como en la provincia.

Desde la Diputación no se van a escatimar esfuerzos en ayudar a todos y cada uno de los ayuntamientos de la provincia, en cualquiera que sean las áreas de actuación que se requieran y en las que la Diputación, a través de su personal y sus servicios, viene prestando. Un servicio que ha mejorado en los últimos meses debido a la mejora en la gestión de los recursos públicos y a las políticas de austeridad puestas en marcha desde que llegó el actual equipo de gobierno, el pasado 20 de julio, políticas que permiten destinar los escasos recursos con los que cuenta la Institución a las prioridades que los municipios necesitan y demandan”, ha indicado Ana Guarinos.
“Esta ronda de reuniones y contactos, así como su contenido, – tal y como ha señalado Guarinos -, demuestra, una vez más, que las Diputaciones provinciales en provincias como la de Guadalajara son instituciones absolutamente necesarias, imprescindibles para la inmensa mayoría de los ayuntamientos que carecen de medios materiales y personales suficientes, y los pilares en los que se asienta la confianza de la inmensa mayoría, ya que los servicios que a través de las mismas se prestan son cercanos, necesarios e insustituibles”.