La sección de Neumología del Hospital Universitario de Guadalajara, de nuevo finalista en los premios ‘Best in class’

Estos galardones, cuyos premiados son determinados por un Comité de Expertos junto a miembros de la Cátedra de Innovación y Gestión Sanitaria de la citada universidad, se otorgarán, en su VI Edicición, el próximo 5 de octubre en Sevilla, tras un proceso de evaluación de la calidad, avalado por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR).
Todo el proceso de selección y evaluación se realiza siguiendo el índice ICAP, el cual garantiza la independencia del sistema, ya que obliga a permanecer anónimas las candidaturas hasta que son tratadas por este índice. Los cuestionarios se basan en el modelo EFQM y se orientan tanto al profesional como al paciente y su seguridad.
Criterios de selección
Para otorgar estos premios y nombrar a los finalistas en cada una de las categorías —que van desde Mejor Hospital a Mejor Servicio de Atención Primaria, pasando por los mejores servicios de distintas especialidades—se han tenido en cuenta parámetros asistenciales (demoras, complejidad…), la organización del circuito a pacientes, soporte a Atención Primaria, consultas de alta complejidad, calidad de la producción científica, protocolización, liderazgo en áreas específicas y organización como grupo, entre otros.
La Sección de Neumología del Hospital Universitario de Guadalajara, seleccionada para estos premios junto a servicios homólogos de hospitales de Madrid (Fundación Jiménez Díaz), Vizcaya (Galdákano), Alicante (Hospital San Juan) y Sevilla (Hospital Virgen del Rocío), está organizada estructuralmente a través de las consultas externas, área de hospitalización y hospital de día, destacando además las consultas de alta resolución, en las que se estudian los pacientes con enfermedades complejas como el cáncer de pulmón, o se da soluciones rápidas cuando el resultado de un paciente sólo depende de una prueba de función pulmonar o broncoscopia.
Cabe destacar igualmente las consultas especializadas de tabaquismo, control alta precoz, asma de difícil control, síndrome de apnea del sueño, cáncer de pulmón, etc., así la racionalización de los recursos en los estudios que se realizan a los pacientes con sospecha de apnea del sueño, tanto en el propio hospital como en registros domiciliarios.