La Subdelegación pide el DNI a la entrada de los centros de salud

Son órdenes de la Subdelegación del Gobierno. Así explican los agentes de la Guardia Civil los motivos por los que durante las jornadas del martes 15 y el miércoles 16 de enero están pidiendo el DNI a todos los ciudadanos que acuden a los centros de salud de Hiendelaencina y el Pobo de Dueñas (Guadalajara) como condición imprescindible para permitirles la entrada, en jornada ordinaria de consulta, según esta formación. Ambos centros sanitarios albergan dos de los puntos de atención de urgencias que desde el lunes están cerrados por las tardes por decisión del Gobierno de Cospedal.

En Hiendelaencina, cuyas urgencias se cierran a partir de las 15 horas, cinco dotaciones de la Guardia Civil bloquearon la entrada al centro sanitario a partir de las 14 horas del martes 15 de enero y sólo permitieron la entrada a los pacientes de dos en dos, previa presentación del DNI, hasta el momento del cierre del centro de salud.

Los hechos han vuelto a repetirse este miércoles 16 de enero, cuando de nuevo cinco dotaciones del Instituto Armado han acordonado el centro de salud de Hiendelaencina.

También en el centro de salud de El Pobo de Dueñas hubo en la tarde de ayer, martes 15 de enero, agentes de la Guardia Civil pidiendo y anotando el DNI de los vecinos antes de permitirles entrar a la instalación sanitaria. Tras identificarse, los pacientes pudieron recibir consulta médica, que fue interrumpida de forma tajante a las 20 horas, momento en el que las urgencias sanitarias quedan cerradas desde el pasado lunes.

Juana Jiménez, alcaldesa de Adobes, uno de los pueblos afectados por el cierre de las urgencias de El Pobo de Dueñas, mostró a los agentes su estupor “porque es intolerable e increíble que ahora se pida el carnet de identidad para entrar a un centro de urgencias y recibir asistencia médica”.

La regidora considera que “Cospedal y Rajoy van cada día un poco más allá en el pisoteo a los ciudadanos: primero nos dejan desamparados cerrándonos las urgencias y después criminalizan a los pacientes, obligando a los cuerpos de seguridad a identificar a quienes quieren entrar al centro de salud”. Un lugar que, tal como ha subrayado Jiménez, es “un centro público, que pagamos todos los ciudadanos con nuestros impuestos, y que tiene la importantísima finalidad de proporcionar cuidados médicos a las personas, no de ser una excusa para que los gobierno de Cospedal y Rajoy repriman y amedrenten a la gente”.

Por su parte, el alcalde de Hiendelaencina, Mariano Escribano, ha recalcado “toda la responsabilidad de las escenas que se están viviendo en los pueblos es del Gobierno y sus decisiones políticas”, mientras que “la actitud de los agentes de la Guardia Civil enviados a Hiendelaencina, que están cumpliendo las órdenes que les dan, está siendo ejemplar y absolutamente correcta respecto a los vecinos, y es justo reconocerlo”.