La toma de posesión de Román en Guadalajara estuvo acompañada por “una cacerolada” en la Plaza Mayor

Sin embargo, el acto, como ya se preveía, estuvo algo deslucido por la “cacerolada” que unas sesenta personas protagonizaron a esa misma hora en la Plaza del Consistorio, una medida de protesta que también se repitió en otros puntos de España y que ya había sido anunciada en distintos foros.El acto en sí transcurrió de forma tranquila, con momentos emotivos y de recuerdo.

En su intervención, ya como regidor, Román anunció que en la primera Junta de Gobierno se aprobará una inversión de 600.000 euros para la puesta en marcha de un plan que faclilite la creación de empleo en Guadalajara, objetivo que el PP llevaba en su programa electoral.