Las bibliotecas de la región son las más premiadas a nivel nacional por su fomento a la lectura

En total, 42 bibliotecas públicas de municipios menores de 50.000 habitantes han visto reconocidos los proyectos realizados a lo largo de 2010, que para su desarrollo contaron con el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha, a través del programa de ayudas ‘Biblioteca Abierta’, para realizar actividades de animación a la lectura.

Entre los municipios premiados se encuentra la localidad de Fontanar, en Guadalajara, por su proyecto ‘La buena lectura distrae, enseña y cura’, que ha recibido una mención especial por su calidad y buenas prácticas. Todas ellas recibirán lotes bibliográficos compuestos por 200 libros infantiles y juveniles, seleccionados entre las novedades de cada año.

Para el Gobierno de Castilla-La Mancha, el acceso a la lectura es un objetivo prioritario y para su cumplimiento se cuenta en la región con una red de 559 bibliotecas, de las que una decena son móviles, y que anualmente reciben más de ocho millones de visitas.

Éstas cumplen un papel importante en el mantenimiento de los hábitos de lectura en el medio rural, y según los datos, en Castilla-La Mancha el porcentaje de préstamos bibliotecario en las localidades menores de 2.000 habitantes, es del 15%, mientras que a nivel nacional es del 5,3%. Así se desprende del último informe elaborado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez sobre los ‘Hábitos de Lectura y compra de Libros en Castilla-La Mancha’.

La vinculación de la cultura y la educación para la promoción conjunta de la lectura es un aspecto prioritario para el Gobierno regional, que también ha permitido hacer llegar la lectura a un mayor número de ciudadanos.

Respecto al público infantil y juvenil, al que principalmente van dirigidas las actividades premiadas, en Castilla-La Mancha, el 90,7% de las niñas y niños de entre 10 y 13 años se consideran lectores, y casi todos ellos, un 84%, lo hacen de forma frecuente (diaria o semanalmente), tal y como se refleja en el citado informe.

Destaca también la figura de las bibliotecarias y bibliotecarios, artífices de estos premios, que cumplen un papel importante en el fomento de la lectura y en la implantación de la actividad bibliotecaria en sus municipios. De este modo, a través de los premios ‘María Moliner’ se han distinguido aquellas bibliotecas municipales que lleven a cabo un proyecto único que incluya las acciones de animación a la lectura, la eficiencia y labor bibliotecaria, la integración social en su comunidad, así como el uso de las nuevas tecnologías.

Bibliotecas premiadas

Los premios María Moliner de Animación a la lectura son concedidos por el Ministerio de Cultura, en colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias y la Fundación Coca-Cola. Estos se otorgan desde el año 1998 y en esta ocasión han reconocido a un total de 300 bibliotecas públicas municipales de todo el país.

Las 42 bibliotecas de Castilla-La Mancha galardonadas están repartidas entre las cinco provincias. Así, en Albacete han sido reconocidas las bibliotecas de Caudete, Cenizate, Férez, Fuentealbilla, Tarazona de la Mancha y Villamalea; en la provincia de Ciudad Real, las de Almagro, Bolaños de Calatrava, Cabezarrubias del Puerto, Carrizosa, Membrilla, Montiel, Saceruela, Valdepeñas y Villamanrique.

Por su parte, en la provincia de Cuenca se han premiado los proyectos de las bibliotecas de Almonacid del Marquesado, Barajas de Melo, El Peral, Horcajo de Santiago, Minglanilla, Mota del Cuervo, Saceda-Trasierra y Sotos; en Guadalajara se han premiado los proyectos correspondientes a las bibliotecas de Albalate de Zorita, Albares, Alovera, Cifuentes, Fontanar, Galápagos, Gárgoles de Abajo, Jadraque, Sacedón y Torrejón del Rey; mientras que los proyectos premiados en la provincia de Toledo se corresponde a las bibliotecas de Alcabón, Ciruelos, Huerta de Valdecarábanos, La Torre de Esteban Hambrán, Méntrida, Noblejas, Pantoja, Villafranca de los Caballeros y Villanueva de Alcardete.