Las inclemencias meteorológicas y el viento obligan a redoblar esfuerzos al Consorcio provincial de Bomberos

Durante el día de ayer, los bomberos del Consorcio tuvieron que acudir a solventar hasta un total de nueve avisos, muchos de ellos relacionados con las condiciones meteorológicas adversas, al tener al viento como principal protagonista, tal y como ha venido aconteciendo en las últimas jornadas en las que la gran mayoría de los avisos se han debido al saneamiento en cornisas, al desprendimiento de canalones o incluso a la caída de ramas de árboles, tal y como ocurrió recientemente en Palazuelos o Guijosa.

No en vano, hasta cuatro de las nueve actuaciones realizadas ayer fueron motivadas por las fuertes rachas de viento: un afianzamiento de chapas que amenazaban con caídas en Alovera, y hasta tres incendios agrícolas en las localidades de Fontanar, Millana y Cabanillas.

Mientras, el resto de los avisos a los que tuvieron que acudir los bomberos fueron, concretamente, un escape de gas en una vivienda en Cabanillas del Campo, un incendio en una vivienda en Espinosa de Henares, un fuego en un contenedor en Azuqueca de Henares, y dos incendios urbanos en sendos solares de Marchamalo y Alovera.