Las nuevas tarjetas de estacionamiento para residentes incorporan un chip electrónico que mejora la calidad del servicio

Se trata, tal y como ha explicado la edil, de una mejora de la empresa Dornier, adjudicataria del servicio ORA y de la Grúa, y que entre otras ventajas “optimiza la gestión, evita el uso fraudulento y aporta indudables ventajas para los beneficiarios de las mismas”.
Las nuevas tarjetas de residentes llevan incorporado un chip electrónico con la información del usuario, el vehículo y la zona asignada para el estacionamiento, así como la vigencia de los documentos necesarios para su obtención: certificado de empadronamiento e impuesto de circulación. 
Gracias a este nuevo dispositivo, estas tarjetas no tendrán que ser renovadas año tras año, evitando con ello molestias innecesarias a los titulares de las mismas, al tiempo que se optimizan las tareas de control por parte de los controladores de la ORA y se evitan los usos fraudulentos de las mismas.
En las cinco zonas de aparcamiento regulado de la ciudad hay disponibles 380 plazas para residentes, identificadas con pintura roja. Y según los datos aportados por María José Agudo, en la actualidad hay unas 1.400 tarjetas.
La entrega de las nuevas tarjetas se realizará, a partir del citado día 7 de febrero en las dependencias de la Policía Local, avenida del Vado,17; de lunes a viernes, de 9 a 14 horas.  No será necesario presentar ninguna solicitud de renovación, pudiendo retirar las tarjetas los titulares o cualquier persona autorizada por los mismos. Las tarjetas de residentes correspondientes  a 2010 estarán vigentes hasta el próximo día 28 de febrero.