Las riberas del Tajo agrupan los pueblos más bellos de La Alcarria La comarca es un conjunto de valles, campiñas y páramos

Esta bella comarca recoge hermosos paisajes y muestra al viajero los pueblos más emblemáticos de la provincia. En nuestro recorrido visitaremos los siguientes municipios: Budia, Brihuega, Cifuentes, Pareja, Trillo, Solanillos del Extremo, Durón, Henche y Mantiel.

riberastajo02_290113Budia, el corazón de La Alcarria

La localidad guarda tradiciones y costumbres de las que todos sus habitantes se sienten muy orgullosos. Descubrimos su belleza en nuestra primera visita hasta el rio Tajo desde el lugar llamado La Nevera, junto al Convento de Las Carmelitas, desde donde contempláremos al fondo los cerros llamados Las Tetas de Viana, que conforman un peculiar monumento natural.

Si nos centramos en nuestro paseo por la villa observamos las casonas nobiliarias, claro ejemplo del ilustre pasado de Budia. La Plaza Mayor, el Ayuntamiento y la Iglesia parroquial de San Pedro Apóstol, son otras visitas de interés.

riberastajo01_290113Brihuega, el jardín de La Alcarria

Un pueblo grande, cercano a la capital y con once pedanías, Brihuega es un lugar privilegiado para apreciar la naturaleza. Igualment, tiene uno de los conjuntos monumentales más importantes de la provincia, siendo declarada en 1973 Conjunto Monumental Histórico-artístico por su casco antiguo. Pero si tenemos que destacar algunos de sus edificios comenzamos por el Castillo de la Piedra Bermeja, la Iglesia de Santa María de la Peña o la Iglesia de San Felipe. La Iglesia de San Miguel alberga una sala de exposiciones.

También tenemos el Museo de Miniaturas del Profesor Max, las murallas, las cuevas árabes y sus grandes zonas ajardinadas. Como siempre, nuestro recorrido ha de terminar con un rico manjar donde la variedad y la calidad se acompañan en los distintos establecimientos hosteleros del municipio.

riberastajo04_290113Cifuentes, capital de La Alcarria

Su riqueza monumental e histórica es digna de ser visitada. Sus costumbres, tradiciones y leyendas nos han dejado un legado artístico que se ha conservado a través de los siglos.

Y como siempre, el entorno natural sorprende al viajero con la riqueza de sus manantiales y sus fuentes, que dan origen al nombre de la villa. Cifuentes es el municipio más grande de cuantos componen el Parque Natural del Alto Tajo,  a partir de ahí son muchos los destinos que podemos descubrir como algunas de sus pedanías. Y para rematar el viaje que mejor que degustar un exquisito cordero o la mejor miel del mundo, todo ello en los restaurantes que encontramos en la villa.

riberastajo07_290113Pareja, ribera de La Alcarria

La localidad guarda en sus calles, plazas, fuentes, ermitas y casa blasonadas, su muralla y torreón medieval el sabor de los pueblos alcarreños. Su muralla y torreón medieval así como su monumental iglesia son atractivos más que interesantes.

El entorno natural, los paisajes de sus vegas y las actividades náuticas que se pueden realizar en las aguas de Entrepeñas son otras ofertas que cautivaran al visitante. El Lago de Pareja dotado de embarcadero, zona de baño, islas, observatorio de aves acuáticas y un carril bici de tres kilómetros nos trasladan a la naturaleza más viva y sugerente.

riberastajo09_290113Trillo, puerta del Alto Tajo

El municipio conserva el encanto rural de los pequeños pueblos de La Alcarria en sus pedanías, en la historia de sus iglesias y en la naturaleza que abre paso al Parque Natural del Alto Tajo. Especial relevancia tienen sus aguas, frías y calientes donde se practica cualquier deporte acuático o donde podemos relajarnos en las instalaciones del Real Balneario de Carlos III abriendo al visitante una de las maravillas del turismo termal. El complejo turístico El Colvillo, el Museo de la Energía y el Puente sobre el río Tajo, son otros lugares interesantes en nuestra visita.

riberastajo08_290113Solanillos del Extremo, naturaleza viva

Este municipio conserva todo el encanto del entorno rural de La Alcarria. Entre sus campos de cereal y sus ricos prados se produce de manera artesal, uno de los mejores quesos de la zona. La rica y variada flora da un sabor inconfundible a la miel de estas tierras, otro producto de su gastronomía a tener en cuenta. Sus viñedos permiten a sus habitantes continuar con la milenaria tradición de la elaboración del vino.

Su iglesia parroquial, el Camino de la Piedra del Castillo y la fuente de la Losa, son otros lugares de interés para el viajero. La fuente del Castillo y el Camino de las Navas nos permitirá descubrir numerosas fuentes y caminos atractivos.

riberastajo03_290113Durón, punto de encuentro

Se asienta casi en el centro de la comarca, a la orilla derecha del pantano de Entrepeñas y al pie de El Castillo. El paseo podemos hacerlo a pie, en bicicleta o a caballo, municipio ideal para saborear la naturaleza y darse un baño en sus aguas del pantano.

El reclamo cultural para el viajero llega de la mano de las Estatuas Humanas, en el mes de mayo Durón es escenario de la creatividad abierta al espectáculo donde el arte viviente toma todo el protagonismo. Además de esta jornada festiva, el municipo celebra la Festividad de la Virgen de la O, el Jueves Lardero y la Hermandad de las Ánimas.

riberastajo06_290113Mantiel, naturaleza y tecnología

Lugar de hermosos paisajes, envuelto en manantiales que dan frescura a sus parajes olivares, encinas y robles así como chopos y olmos se asiente junto al cauce de los ríos.

En el municipio además podemos observar las estrellas en su Observatorio astronómico y descubrir el mundo de las abejas en el Observatorio apícola, todo ello en pleno corazón de La Alcarria. Si queremos descubrir su riqueza artística visitaremos la iglesia parroquial y la ermita de San Roque.

riberastajo05_290113Henche, el sabor de la tradición

Jara, arroyos y vallejos conforman un bellos paisaje donde también se da el viñedo, siendo la localidad productor de un vino de cierta calidad. En su término abunda también la caza. Henche conserva vivas tradiciones como la matanza que congrega a vecinos y visitantes anualmente. Entre sus peculiaridades destacamos el molino aceitero del año 1.700 y sus múltiples bodegas que guardan los productos de las cosechas de vino y huerta.