Los Arcos de San Juan le dan la bienvenida al verano seguntino

Tradicionalmente, en los días previos al Concurso, los niños y niñas de cada barrio persiguen a los mayores pidiéndoles “una perrilla p´al arco de San Juan”. La víspera de San Juan, el día 23, con ramas de chopo y rosas, una mesa con faldas de seda y un retrato del Bautista, los barrios participantes hacen un altarcillo, que es su Arco de San Juan. Los chavales se disfrazan, ellas de sanjuaneras y ellos de lo que sea, pero con bigotes y patillas de carbón.  Las coplas y las jotas suenan hasta las tantas. Al día siguiente la ciudad se desayuna con chocolate y bollos, y si da para más, se almuerza. Cada uno de los arcos es digno de visitar. Todos hechos de color y primavera, con los mejores frutos de la primavera recién acabada. También las mozas reciben esa noche rosas o cardos, según el criterio de los mozos.

En el concurso de Arcos pueden participar todos aquellos arcos realizados que hayan presentado su inscripción en el Ayuntamiento hasta mañana, día 22 de junio, a mediodía. Cada arco inscrito debe comunicar su ubicación.  Se constituyen tres premios, consistentes en gratificación y placa. Asimismo el Ayuntamiento aporta la cantidad de 60 euros para financiar la participación de los concursantes. La visita de jurado, que componen miembros de diferentes asociaciones seguntinas se realizará la tarde del día 23 de junio, a partir de las 19:30 horas. El fallo y la entrega de premios tendrá lugar el mismo día 23 a las 24:00 horas en la Plaza Mayor, justo después de la actuación de la Rondalla seguntina.