Los daños que originan las especies de caza mayor preocupa a agricultores y ganaderos

En la provincia de Guadalajara la comarca más afectada es la de Molina de Aragón.
El sector agropecuario lleva más de una década viendo como sus cosechas son devastadas por ciervos, gamos, corzos o jabalíes o como su ganado se contagia de parásitos y enfermedades, con las considerables pérdidas económicas que ello conlleva.

Además, la falta de una eficaz gestión cinegética por parte de la Administración está provocando un crecimiento de forma exponencial de las poblaciones de esas especies, aumentando aun más si cabe la impotencia de los agricultores, muchos de los cuales ya han comenzado a abandonar la actividad en tierras productivas.
La falta de medidas eficaces ha originado además problemas sociales, como los conflictos de carácter local entre agricultores y cazadores, a pesar de que ambas partes reconocen la importancia económica tanto del sector agrícola como del cinegético para la región.
ASAJA de Castilla-La Mancha alerta además, de que el tránsito y desplazamiento de estas especies desde su hábitat tradicional en busca de alimento supone un riesgo para todos los conductores que circulan por las carreteras ubicadas en las zonas afectadas. En los últimos años, se han incrementado el número de siniestros ocasionados por estos animales.