Los ex trabajadores de Avicu todavía no han cobrado las indemnizaciones que les adeuda la empresa tres años después del cierre

 

El hecho de que soliciten ahora el embargo de los bienes de Saboya, máximo accionista de Avicu está motivado -según Rocío García, ex trabajadora de la factoría y ex portavoz de los trabajadores- en los rumores de que la fábrica pudiera volver a abrir sus puertas.

Cerca de 400 trabajadores perdieron hacen casi tres años sus puestos de trabajo sin que hasta ahora hayan cobrado nada más que una parte de la indemnización que les correspondía, la parte que han percibido del FOGASA ya que desde la empresa todavía no se les ha pagado nada.

Por ello, ahora piden que si se vuelve a abrir la empresa, se les abone antes a ellos las cantidades que se les adeudan, que como media se sitúa en los 70.000 euros según los sindicatos CC.OO y UGT.

En la concentración, a la que asistieron cerca de un centenar de personas, también quisieron estar presentes los secretarios provinciales de UGT y CC.OO en Guadalajara, David Pinillos y José María Rey, en solidaridad con estos trabajadores, muchos de los cuales continúan hoy sin trabajo alguno.