Los funcionarios del Ayuntamiento de Guadalajara harán más horas, tendrán menos vacaciones y menos “privilegios” adquiridos

 

De momento las posturas entre Ayuntamiento y sindicatos están enfrentadas, pero hay tiempo hasta el próximo lunes, fecha en la que está previsto llevar a pleno dicho acuerdo. En cualquier caso, según el alcalde, Antonio Román, si hay acuerdo, mejor, pero el asunto seguirá adelante.

Así, por ley, los funcionariso pasarán a trabajar 37 horas y media semanales frente a las 35 que emplean ahora, esto por ley, decía claro Román. Sin embargo, además, tendrán menos vacaciones y días asuntos propios. Se reducirá a un día la libranza por traslado de vivienda en vez de dos y habrá variaciones en las indemnizaciones por jubilación anticipada.

También se eliminan las ayudas por nacimiento de hijo o matrimonio, así como la paga por productividad.

El alcalde entiende que en los momentos que corren, a la población, en general, no le gustará saber que, el funcionario del Ayuntamiento tiene 36 días de vacaciones anuales frente a los 28 que tienen la gran mayoría, entre otras cuestiones. En su opinión, los propios trabajadores tienen que entenderlo.

Estas medidas, en caso de salir adelante, afectarán a los cerca de 500 trabajadores de hay en el Ayuntamiento y a unos 180 más de los Patronatos de Cultura y Deportes.

Lo que ha querido dejar bien claro Antonio Román es que no habrá despidos ni se tocarán las nóminas. pero tampoco el seguro privado del que ahora gozan estos funcionarios junto a sus familiares en primer grado.

La mesa general de negociación se cerró el viernes y el alcalde está convencido de que las propuestas planteadas en este mometno son totalmente razonables. No cree que una movilización fuera conveniente.