Los ganaderos piden a la administración medidas frente a los ataques del lobo

Al parecer fue uno de sus hijos el que al ir a echar de comer a los animales se encontró con las ovejas muertas y alguno de los corderillos nonatos, en las inmediaciones de su explotación.
Desde la Agrupación de Ganaderos consideran que la solución a este problema pasa por la reducción de la cabaña de lobos que hay en la zona y así se lo harán llegar a los responsables de la Consejería de Agricultura cuando tengan posibilidad de reunirse con ellos.
El sector cree que si a la situación de crisis actual se une el incremento del precio del pienso, el poco que perciben por la venta de los corderos y los ataques de lobos al ganado, no podrán aguantar por mucho más tiempo.