Los helicópteros del SESCAM han superado las mil horas de vuelo nocturno

En total, el Servicio de Transporte Sanitario Aéreo ha realizado en este tiempo 562 intervenciones sanitarias en horario nocturno, lo que se traduce en 800 horas de vuelo. Además, han llevado a cabo 380 horas de reconocimiento nocturno, labor imprescindible para que los vuelos por la noche se realicen en condiciones de máxima seguridad, a través de la localización de puntos de referencia y trayectorias de aproximación nocturna.

Aunque en un principio, las misiones en horario nocturno comenzaron a prestarse a través del helicóptero con base en Cuenca, el importante crecimiento registrado en Castilla-La Mancha, con el consiguiente incremento de la demanda de asistencia de urgencias hizo que a finales de 2008, el Gobierno regional se planteara un redimensionamiento de los servicios destinados a la atención de emergencias, poniendo en marcha un cuarto helicóptero sanitario, con base en Toledo, y operativo las 24 horas del día.

La incorporación de un segundo helicóptero a las misiones nocturnas ha permitido multiplicar casi por cuatro las intervenciones que se hacen después del ocaso. Así, de las 75 activaciones registradas en el año 2007, se ha pasado a las 263 que se contabilizaron el año pasado, llegando a suponer ya casi el 12 por ciento de la actividad total de los helicópteros sanitarios.

 Castilla-La Mancha es en la actualidad la única Comunidad Autónoma peninsular que cuenta con este servicio. Hay que recordar que para desarrollar este proyecto, el Gobierno regional puso en marcha en su día diversas acciones como la creación de una Oficina Meteorológica de Aeronáutica de Emergencias de Castilla-La Mancha, el diseño y desarrollo de rutas de navegación visual nocturna, así como la implantación de nuevas infraestructuras aeronáuticas y señales de balizamiento, entre otras.

En este sentido, desde que se produjo el traspaso de las competencias sanitarias, el Ejecutivo regional ha dotado a la Comunidad Autónoma de una red de helisuperficies que a lo largo de este año va a ser completada con la construcción de 124 nuevos puntos de toma repartidos por toda la región y la adaptación total y parcial de otros 37 ya existentes, hasta alcanzar un total de 225 helisuperficies acondicionadas y equipadas para que los helicópteros sanitarios puedan utilizarlas durante las 24 horas del día.