Los mayores de Trillo aprenden técnicas de “envejecimiento saludable”

Antes de comenzar el curso, la terapeuta realizó una valoración geriátrica integral de cada integrante del grupo a través de la entrevista, la observación y escalas estándar de valoración de cuatro áreas relacionadas con el individuo: situación clínica, función física, función psíquica y la función social.  Con los datos obtenidos en la valoración ha planificado los contenidos de las sesiones  para adecuar las actividades que en ellas se desarrollen a las capacidades de los participantes.

Natalia emplea en Trillo la musicoterapia, la ludoterapia y la risoterapia. Una de las inscritas es prácticamente ciega, “con lo que utilizo técnicas fundamentalmente verbales para integrarla en el grupo”, dice.

Otro de los objetivos de la monitora es el de extender la clase a lo largo de la semana. “Les propongo ejercicios que pueden llevar a cabo en su día a día para mejorar, por ejemplo, su memoria”, explica. En las cinco sesiones que quedan está prevista una conferencia sobre “envejecimiento saludable”, abierta para todos los trillanos, la enseñanza de una tabla de gerontogimnasia que los alumnos puedan practicar una vez termine el taller y la continuación con ejercicios de psicomotricidad y de potenciación de las distintas capacidades cognitivas.