Los municipios abastecidos reducen sus consumos de octubre en 959.575 metros cúbicos

La reducción en el consumo del agua ha estado protagonizada por todos y cada uno de los abastecidos, ya que todos sus contadores han descendido respecto al último mes de septiembre. Así, los descensos más notables los recogen los municipios de Alcalá de Henares (363.437 metros cúbicos menos), Guadalajara (186.643 metros cúbicos menos), Alovera (96.230 metros cúbicos menos), Azuqueca de Henares (76.520 metros cúbicos menos), las seis poblaciones agrupadas en la Mancomunidad Campiña Baja (58.562 metros cúbicos menos), así como Cabanillas del Campo (50.961 metros cúbicos menos).

El ahorro del resto de municipios, aunque también es igual de importante, se sitúa en niveles por debajo de los 50.000 metros cúbicos de agua consumida menos que en septiembre como en los casos de la Mancomunidad de La Muela (39.329 metros cúbicos menos), Marchamalo (31.101 metros cúbicos menos), Yunquera de Henares (14.244 metros cúbicos menos), Villanueva de la Torre (25.311 metros cúbicos menos), Quer (7.148 metros cúbicos menos), Tórtola de Henares (4.394 metros cúbicos menos), Fontanar (4.317 metros cúbicos menos) y Mohernando (1.342  metros cúbicos menos).

Eso sí, los datos de ahorro de 2011 son menores que en el mismo periodo del año pasado. Si establecemos una estadística comparativa del consumo durante el mismo mes, octubre de 2010, la mayoría de las poblaciones han consumido más agua en 2011 que el año pasado. Para ser exactos, todas salvo Cabanillas del Campo (con una reducción de 4.838 metros cúbicos) y Marchamalo (con 6.468 metros cúbicos menos). Concretamente, el consumo registrado en octubre de 2010 por las poblaciones abastecidas de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe fue de 2.889.110 metros cúbicos de agua,  por lo que en este 2011 se han consumido 760.151 metros cúbicos de agua más que el mismo mes del pasado año 2010.

 BELEÑA, AL 54%

El embalse de Beleña, infraestructura de la que se abastece todo el sistema de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, se encuentra hoy al 54% de su capacidad total. Es decir, la presa de Beleña, esta semana, mantiene 28,95 de los 53 hectómetros cúbicos que podría albergar.

Este nivel todavía no recoge las últimas lluvias acaecidas, como se puede comprobar si tenemos en cuenta que la semana pasada el embalse se encontraba al 55% de su capacidad. Bien es cierto que, estas primeras precipitaciones todavía no son suficientes, debido a la sequedad del terreno, para que comiencen a subir de manera considerable las reservas del embalse. Claro está que desde la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, al encontrarnos en otoño, se espera que durante las próximas semanas remonte el nivel de reservas de Beleña. Un crecimiento que, en este inicio del año hidrológico, se está haciendo esperar, ya que, en la misma semana de 2010, Beleña acumulaba un volumen de agua de 35,3 hectómetros cúbicos.

Como no podía ser de otra manera, el presidente de la MAS ha recibido de buen agrado y con buenas expectativas las últimas lluvias acaecidas en los últimos días. Aunque, Jaime Carnicero, no quiere que las precipitaciones arrastren la línea de conciencia en el ahorro de agua que traza la Mancomunidad a lo largo de todo el año: “No hemos tenido situación preocupante en ningún momento. Por supuesto, ayuda muchísimo que esté lloviendo pero en la MAS seguiremos trabajando con la normalidad y la premura de que hay que ahorrar. Ese es el verdadero esfuerzo que se ha realizado en los últimos años y que vamos a continuar”, asegura el presidente de Mancomunidad.

Carnicero estima que “si estamos en una situación en la que no hemos tenido que convocar la Comisión de la sequía ni realizar ninguna medida especial es porque las campañas de la MAS se han estado realizando todo el año para que los ayuntamientos y los vecinos ahorremos agua. Así lo estamos viendo en los datos porque los vecinos están ahorrando agua y los ayuntamientos han estado invirtiendo para solucionar aquellos problemas que tenían en sus redes”, ha señalado el máximo responsable de la MAS; quien mantiene que “en cuanto llueva un poco más vamos a alcanzar unas reservas que nos harán estar tranquilos, aunque en lo que no vamos a relajarnos en seguir concienciando para ahorrar agua”, ha recordado Jaime Carnicero.