Los populares denuncian que la mayoría de las partidas presupuestarias de la Diputación quedarán agotadas a fecha de 30 de mayo

Mario González ha recordado que con motivo del debate de los Presupuestos de la Institución para 2011, el Grupo Popular ya advirtió que eran unos presupuestos electoralistas para tan solo seis meses, y que muchas partidas como las de personal, energía (luz y calefacción) o la de los centros comarcales, estaban completamente infradotadas.

En este sentido, según el diputado provincial, Pérez León ya ha dado los primeros pasos y aparte de gastarse la partida de Presidencia de 85.000 euros en forma de “cheques al portador para dar atenciones a alcaldes y convencerles políticamente”, se han detectado partidas que ya se están convocando pese a que tradicionalmente siempre se convocaban a finales del primer semestre o a principios del segundo semestre del año. Prueba de ello, son las subvenciones para la Agenda 21 (el pasado año se publicaron en el mes de julio) o las subvenciones para las ayudas al Comercio Rural (el año pasado se convocaron en mayo). “No tenemos nada en contra de estas ayudas porque son necesarias, pero sí criticamos el adelanto descarado de las fechas de convocatoria de las subvenciones como forma de hacer política partidista”, ha aclarado Mario González, quien además ha recordado que juntas suman más de 300.000 euros.

Para el portavoz popular, “estos movimientos demuestran que la presidenta de la Diputación, María Antonia Pérez León, se va de la Institución provincial, que el PSOE da por perdida la Diputación y finalmente que no quieren que quede ni un euro a partir del 31 de mayo en las arcas de la Diputación”.   

Por otra parte, el diputado provincial ha alertado sobre un descuadre entre las cestas de Navidad encargadas y repartidas por la Diputación tras examinar el expediente correspondiente. “La Diputación sacó a contratación 635 cestas de Navidad por un importe de casi 45.000 euros (60 euros + IVA cada cesta), y una vez visto el expediente, y dado que estas cestas son para los funcionarios y el personal laboral, hemos comprobado como el personal suma como máximo 550 personas. Si se han encargado 635 cestas y hay unas 550 entregas, dónde están las 90 cestas restantes y los 6.000 euros que han costado”, se ha cuestionado.