Los pueblos afectados por el cierre de urgencias se quejan al Ministerio ante el desamparo de la Diputación

Una veintena de representantes de ayuntamientos afectados por el cierre de servicios de urgencias que pretende imponer el Gobierno regional, registraron ayer un escrito dirigido al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, “como responsable último de la estructura administrativa del Estado”, para denunciar que se encuentran “desamparados” por la Diputación de Guadalajara, que preside Ana Guarinos.

El documento fue registrado ayer en la propia Diputación tras quedar rechazada en pleno con los votos del PP una moción contra la orden del Gobierno regional que decreta el cierre de seis servicios de urgencia, y perjudica gravemente a más 15.000 vecinos de 60 pueblos de la provincia. El texto, presentado por el Grupo Socialista, pedía el reconocimiento de la singularidad geográfica de la provincia y defendía el derecho de todos los ciudadanos a los servicios básicos, independientemente de donde vivan.

Antes del debate en pleno, la alcaldesa de Adobes, Juana Jiménez, reclamaba a la presidenta de la Diputación –“a la que le gusta decir que es la alcaldesa de alcaldes”–, que encabezara “las movilizaciones para defender nuestros derechos, el derecho a unas urgencias, porque esto no es despilfarro, como dice la Junta de Comunidades”. También el alcalde de Hiendelaencina, Mariano Escribano, emplazó a Guarinos: “Sea sensible y, si no, váyase a casa y que venga otra presidenta que defienda los intereses de la provincia”.

Guarinos califica el cierre de las urgencias como “una decisión acertada”

Sin embargo, lejos de ponerse del lado de los afectados por una medida que ha provocado un enorme rechazo social, e incluso ha sido suspendida de manera cautelar por los tribunales, Guarinos no solo hizo una encendida defensa de Cospedal, sino que llegó a calificarla como “una decisión acertada, que no perjudica y que va a reforzar las urgencias y las emergencias”. Además, en otro momento de su intervención, Guarinos llegó a amenazar con la retirada de la UVI móvil ubicada en Azuqueca de Henares si los tribunales terminan diciendo que las urgencias rurales deben mantenerse abiertas.

Ante esta postura, los representantes municipales que acudieron al pleno para seguir el debate de la moción decidieron registrar el escrito dirigido al Ministerio, en el que lamentan que Guarinos haya convertido la Diputación en una mera “correa de transmisión” de los dictados de su partido, mientras “ha permanecido impasible ante el grave deterioro de servicios y de oportunidades que sufren nuestros pueblos”.

El documento denuncia también que los responsables del PP en la Corporación provincial “han permanecido callados y se han puesto de perfil mientras se han quitado escuelas, autobuses, servicios de prevención de incendios, derechos sociales y asistencia sanitaria”, y agrega que la propia Diputación ha cargado sobre la cooperación con los ayuntamientos todo el peso de su ajuste presupuestario, dejando reducidas a su mínima expresión líneas de inversión como la mejora de redes hidráulicas y caminos rurales, o los planes provinciales. “No solo no encontramos apoyo, sino que se gobierna contra nosotros, contra los pequeños ayuntamientos”, concluye.