Los Reyes Magos llevaron la ilusión a todos los seguntinos

La tarde, fría, no impidió que en torno a 1000 personas se agolparan en las calles de Sigüenza para presenciar el paso de sus majestades y sus pajes, y de las otras tres carrozas que compusieron ayer la cabalgata seguntina, dos de las AMPAS de los centros educativos y una tercera de los voluntarios de la Cruz Roja de Sigüenza. 

El recorrido de la Cabalgata seguntina ha variado con respecto a la de otros años. Después de salir desde la Estación de ferrocarril, pasó por la calle de Alfonso VI para ascender por la del Humilladero y el Cardenal Mendoza  hasta la Plaza Mayor.
 
Los Magos y su séquito repartieron 65 kilos de caramelos durante el trayecto. Asimismo, a su llegada a la Plaza Mayor, Melchor, Gaspar y Baltasar fueron recibidos por el alcalde de la ciudad, José Manuel Latre, y entregaron más de 650 regalos en los soportales de la Casa Consistorial donde los operarios municipales les habían instalado sus tronos.

Después de que los orientales repartieran sus regalos a la chiquillería seguntina, la Asociación de Empresarios seguntina sorteó los premios de la iniciativa “Reyes Majos” con la que 13 comercios locales han incentivado sus ventas. Los trece han estado repartiendo papeletas a sus clientes durante todas las navidades. Aparte de los sorteos individuales de cada comercio adherido, el conjunto de todos los boletos entró en un gran sorteo general que se celebró en el Salón de Plenos del Ayuntamiento.

El boleto agraciado con el primer premio fue el Dolores Peces, que se llevó un cheque regalo en compras en los establecimientos asociados a AES por valor 1000 euros. El segundo premio era doble.  El circuito SPA para dos personas en el Hotel El Molino de Alcuneza fue para Carmen Sánchez Cortés. La cena para dos personas en el Hostal El Doncel se la llevó Pilar Cañamón. El tercero y último, que consistió en un bono de copas a consumir en los pubs Oscar o en el Oboe fue para Angeles Llorente.
 
Para todos los asistentes hubo chocolate y roscón de reyes, patrocinados por el Ayuntamiento, la residencia de Saturnino López Novoa y propia Asociación de Empresarios de Sigüenza.

De velar por la seguridad de la Cabalgata, de cortar el tráfico y de desviarlo por rutas alternativas se han encargado voluntarios de Protección Civil, los voluntarios de Cruz Roja, la Policía Municipal y la Guardia Civil.