Los Reyes Magos recorrieron Quer en su Tren Real

quer070115La Cabalgata de los Reyes Magos ha llegado a Quer esta tarde sobre raíles. Varios voluntarios seteros, encabezados por Verónica Vicente y Ana Celia Pérez, se habían afanado en estos días pasados para preparar la Carroza Real. Basada en una estructura de madera, la han recubierto de cartón y pintado de atractivos colores para convertirla en un atractivo convoy ferroviario. Las artistas han recibido el reconocimiento unánime de los seteros.

Al filo de las 18:30 horas Melchor, Gaspar y Baltasar fueron recibidos en la Casa del Pueblo de Quer por el alcalde de la localidad, José Ramón Calvo, y por la concejala de Festejos, Lourdes Jiménez.

Los orientales les hicieron saber que el paje real, que este año ha sido la bibliotecaria, Miriam Pérez, había completado su trabajo, haciéndoles llegar todas las peticiones de última hora de los niños de Quer.

Como tienen por costumbre, los Reyes Magos salieron a saludar a los niños que les esperaban en la Plaza Mayor desde la balconada del Ayuntamiento. Poco después recibían las llaves de la hermosa carroza, o más bien en este caso habría que decir tren con vagones. Los sabios han comentado que el tren que han preparado para ellos los voluntarios de la localidad “era precioso”.

Pasadas las siete de la tarde, con frío pero sin rastro de nubes, el Tren Real salía de la Plaza. A lo largo del trayecto se han repartido hasta sesenta kilos de caramelos por las calles, todos ellos, como cada año, aptos para celiacos.

El Tren Real subió por las calles Mayor Alta y Quevedo hasta llegar a hasta Páez de Castro. La comitiva, seguida por alrededor de 300 personas, giró después por la calle Ermita de la Soledad en dirección a la rotonda del tractor, en la Avenida de Torrelaguna, antes de estacionar en el aparcamiento del Colegio Público Villa de Quer.

Ya en el colegio, los Reyes Magos subieron al escenario también decorado por voluntarios seteros. Lourdes Jiménez se encargó de darles la bienvenida y de presentarlos a la sociedad local. Después adoraron al niño en su portal en el tradicional Belén Viviente antes de ocupar sus tronos para repartir los regalos que traían para los pequeños. Este año el Niño Jesús ha sido el pequeño Darío. Casi 200 niños pasaron por delante de sus majestades para recibir de sus manos un regalo de acuerdo con la edad de cada uno de ellos.

El Polideportivo del Colegio se llenó de padres y abuelos expectantes, y sobre todo de niños ilusionados con la noche más mágica del año. Los pajes, todos voluntarios de la localidad, muy atentos, recogieron las últimas peticiones y cartas de los niños que trasladaron inmediatamente a los tres Magos, al tiempo que acercaban a Melchor, Gaspar y Baltasar los regalos que Sus Majestades les pedían en cada momento. Después de terminar su trabajo, Melchor comentaba que “estaban más nerviosos los niños mayores que los más pequeños”, y que “todos nos han asegurado que ellos también nos han dejado algo a nosotros para que podamos descansar y reponer fuerzas, lo que les agradecemos mucho”.

Hubo chocolate caliente y roscón de reyes para todos aquellos seteros que se acercaron a saludar a los sabios, por cortesía de la Asociación de Mujeres de Quer, que además ha organizado un rastrillo benéfico para recaudar fondos para su entidad. Al concluir la entrega de regalos, el alcalde de Quer les dio las gracias a los Reyes Magos por su entrega y generosidad como cada año, y también a los seteros que demostraron ayer tener un corazón tan grande como Melchor, Gaspar y Baltasar: José Ramón Feito, Kristian López y José López Bustos.

Después de entregar los últimos regalos de la noche, Melchor, Gaspar y Baltasar desaparecían misteriosamente del colegio, y, a estas horas, deben estar ya colmando los deseos de los niños.