Los servicios de Consumo han realizado 17 campañas de inspección durante el pasado año

Algunas de las campañas se desarrollan habitualmente para garantizar la adecuada prestación de determinados servicios, como es el caso de las campañas de Reparación de Automóviles en la que se han realizado 19 actuaciones, o el programa de Estaciones de Servicio, con 91 actuaciones. Entre los defectos más comunes encontrados en este sector se encuentra la falta del cartel de prohibición de venta de alcohol a menores.
También se ha ejecutado una campaña centrada en el comercio minorista, en la que entre los defectos más comunes se ha detectado la falta de hojas de reclamación. Asimismo, se ha hecho un seguimiento de los establecimientos de nueva apertura. En este caso, en algunas de las 38 actuaciones realizadas se detectó la imposibilidad de acreditar la licencia municipal de apertura o la carencia de hojas de reclamación o de cartel que anuncie la existencia de las mismas.
Desde Consumo se han puesto en práctica también campañas regionales, nacionales y europeas. Entre las primeras se encuentran las del  control de quesos curados, leche líquida de bajo coste o prendas infantiles. En los dos primeros casos no se detectó irregularidad alguna y en el caso de las prendas infantiles los defectos hallados correspondían principalmente al incumplimiento de seguridad en cuanto a cordones y cordeles.
Respecto a las campañas nacionales, se han desarrollado una sobre el aceite de oliva virgen, otra centrada en el control de bebidas espirituosas y tres más sobre bombillas de bajo consumo, muebles y telefonía móvil e Internet.
Las campañas europeas se han centrado en el control de la información sobre consumo y emisiones de CO2 en vehículos, etiquetado y seguridad de escaleras y aparatos de láser.