Los socialistas de Cabanillas acusan al PP de 100 días de “aumento de liberados, opacidad y peores servicios a los vecinos”

En la nota de prebnsa, el balance que hacen los socialistas del inicio del mandato del PP, que califican como una “etapa de desgobierno”, centra sus críticas en primer lugar en “la incoherencia de Celada respecto a la situación económica”. En este sentido, el portavoz del PSOE resalta que “mientras el PP miente constantemente y se queja de una deuda ficticia de 12 millones de euros, ha aprobado un número mayor de liberados, que supondrán a las arcas municipales 200.000 euros más de gasto”.

García Salinas incluye dentro de la estrategia del PP para exagerar las dificultades económicas “los impagos premeditados a proveedores municipales para crear sensación de inseguridad, pese a que el anterior equipo de Gobierno dejó una cuenta con cerca de un millón de euros a plazo fijo y el Ayuntamiento recibe cada mes ingresos por valor de 400.000 euros”.

“De estos primeros cien días de gobierno del PP en Cabanillas también se recordará la falta de trabajo y dedicación del alcalde, que a los pocos días de tomar posesión se marchó de vacaciones, vacaciones que les costaron 2.000 euros a los vecinos del municipio por la mala e improvisada gestión de Celada”, subraya el portavoz socialista, así como “la desmesurada subida de tasas por la utilización de las instalaciones deportivas, que además supone un incumplimiento de las promesas electorales del PP de no subir los impuestos municipales”, al mismo tiempo que se han eliminado subvenciones a colectivos como el equipo de fútbol Sporting Cabanillas y las asociaciones de jóvenes, mayores y mujeres.

Otro aspecto fundamental de “la mala gestión del PP” en el Ayuntamiento de Cabanillas ha sido el “notable empeoramiento de los servicios municipales que reciben los vecinos del municipio”. Entre los hechos más palpables de dicho empeoramiento de los servicios, García Salinas cita los apagones diarios que se están produciendo en distintas zonas de Cabanillas, y especialmente en el barrio del Mirador del Henares, y la “muy deficiente” limpieza viaria que ha propiciado el crecimiento de hierbas que llegan a alcanzar medio metro de altura.

La falta de transparencia de Celada también se refleja en que “impide a la oposición fiscalizar la Empresa Municipal de Suelo, Vivienda y Servicios (SUVICASA), pese a que el PP formaba parte de ella cuando el Gobierno municipal era socialista”, según explica García Salinas.