Los socialistas denuncian que Román regala la finca “municipal” de Castillejos a López Armada para sus fiestas privadas

Así lo ha denunciado hoy el Partido Socialista quien, tras presentar fotografías y vídeos que demuestran la veracidad de sus acusaciones, ha asegurado que durante todo el día se celebró en esta finca una fiesta privada “para unos cuantos amigos y conocidos del señor López Armada, del señor Román, o de ambos”. A esta fiesta acudieron ultraligeros y avionetas pero, además, según ha manifestado Magdalena Valerio, candidata del PSOE a la Alcaldía de Guadalajara, “no faltó de nada”. Hubo un globo aerostático, pruebas de coches todoterreno, un camión de bomberos, un bidón con 300 litros de gasolina, una barbacoa, un campo de tiro con arco, bebida y “todos los ingredientes de un fiestorro privado en condiciones pero en una dependencia municipal de uso público para toda la ciudadanía”.

Existen otros datos que demuestran aún con mayor claridad la gravedad de lo ocurrido y es que, según Valerio, “no tienen ningún tipo de autorización por parte de la Agencia Estatal de la Seguridad Aérea (AESA), es decir, se ha contravenido total y absolutamente la legislación nacional vigente en materia de aviación y se ha puesto en riesgo extremo la seguridad de las personas”. Hay que tener en cuenta que se estaba haciendo una barbacoa en una zona verde, junto a un bidón de gasolina y con las avionetas aterrizando a escasos metros de las personas.

Magdalena Valerio ha ido más allá y ha señalado que, según la legislación actual “nunca se podría hacer una actividad así y nunca podrían obtener una autorización para hacer una fiesta así en la finca de Castillejos porque está dentro del pasillo de transporte aéreo del aeropuerto de Barajas y además es una zona verde a orillas del río Henares”.

La candidata socialista ha exigido al Alcalde de Guadalajara, Antonio Román, que dé explicaciones sobre este sucio asunto “cuanto antes y de forma clara y directa” ya que estas actitudes son propias “de quien piensa que lo que está regentando es una finca particular”. Considera que es lo mismo que ocurre en Guadalajara y es que “hay algunos que piensan que esto es un cortijo, un coto privado al que pueden venir cuatro señoritos a utilizar los espacios públicos destinados a la ciudadanía para sus fiestas privadas”.

Magdalena Valerio duda de si Román conocía la celebración de esta fiesta y lo ha autorizado o “lo que es peor,  que no lo supusiese, siendo el Alcalde de Guadalajara y siendo montada la fiesta por una empresa concesionaria de la vigilancia de una instalación pública propiedad de un empresario muy conocido por el señor Román porque le ha adjudicado unos 30 contratos en los últimos años, la mayoría de ellos a dedo, por importe de más de un millón de euros”.

La candidata socialista a la Alcaldía ha anunciado que su partido va a denunciar estos hechos ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea ya que “sólo se podría sobrevolar y aterrizar en la finca de Castillejos por estricto interés nacional y con autorización del Ministerio de Defensa.

Magdalena Valerio ha señalado que si es elegida Alcaldesa de Guadalajara nunca ocurrirán hechos como éste: “en Guadalajara se van a respetar los espacios públicos que estarán al servicio de las personas que vivimos aquí y la finca de Castillejos no va a ser un coto privado de caza ni un  cortijo para que cuatro amiguitos se monten fiestorros a cargo de los bienes que son de todos”.