Los trabajadores de Alcohete no piden más plantilla sino que se cubran las bajas y las vacantes

Desde el comité se solicita la cobertura de plazas de acuerdo a la relación de los puestos de trabajo para que su cumpla el acuerdo de los mínimos pactados.

Los empleados han registrado uno a uno ante las puertas de la Delegación un manifiesto en el que precisamente denuncian esta carencia de personal en el centro, algo que se viene produciendo en algún caso desde hace varios años.
La concentración no había sido autorizada por la Junta Electoral de ahí que las declaraciones se hayan llevado a cabo en el propio Paseo de Fernández Iparraguirre sin que en ningún momento se haya visto afectada la circulación de vehículos ni se haya producido ningún incidente.
Los trabajadores han salido de nuevo a la calle, como hicieran el pasado lunes ante las puertas del propio centro psiquiátrico, para exigir que se atiendan sus reivindicaciones, demandas que pasan por evitar que, cada vez más a menudo, se vean obligados a suspender sus vacaciones o libranzas por tener que cubrir una incidencia o a asumir una sobrecarga de trabajo.
Laura Iñigo, miembro del comité por UGT, ha insistido en sus declaraciones a los periodistas en que el más perjudicado siempre es el usuario, recordando que se trata de pacientes con características especiales que requieren una atención también especial, durante todo el día.
En cuanto al comunicado que ha sacado en las últimas horas la Junta de Comunidades en respuesta a las exigencias del comité. Iñígo han vuelto a insistir en que, en ningún caso desde el centro han discutido que Alcohete no tenga una plantilla suficiente si esta fuera la real, sin embargo, ahora no lo es porque no se cubren las vacantes ni las bajas.
“En el comunicado –la Junta- nos da la razón porque dice que la plantilla que se contempla ahora es la que debe tener el centro, y nosotros decimos lo mismo pero que sea la real, no algo ficticio, como está sucediendo en este momento”, dice Iñigo a los medios de comunicación.
Por último, Iñigo ha aseverado que los trabajadores de Alcohete no se quedarán impasibles ante un problema que consideran social, y que afecta tanto a la plantilla como a los propios pacientes.