Magdalena Valerio hará un Plan de Mantenimiento de colegios

Para ello, recuperará el programa “Guadalajara, ciudad sostenible, ciudad educadora” que permitirá trabajar para inculcar a los alumnos de los colegios de nuestra ciudad valores de respeto medioambiental, de igualdad de oportunidades y también para interiorizar modelos de convivencia, de respeto y de buen comportamiento.

Junto a ello, Magdalena Valerio ha propuesto otras medidas importantes como la creación del Consejo Escolar Municipal, una asignatura pendiente en Guadalajara al tratarse de un órgano que está regulado por ley y que ya existe en muchos municipios de nuestra provincia. Se trata de un foro de participación, de debate y de encuentro entre madres y padres, profesores, orientadores, técnicos municipales y representantes políticos en el que “se tratarán todos aquellos asuntos que preocupan en la educación de nuestras hijas e hijos”.

Otra propuesta importante es la creación de un grupo especializado en temas de menores dentro de la Policía Local que cumpla un doble objetivo: incrementar la vigilancia en el entorno de los colegios, que actualmente es muy deficiente, para acabar con las pintadas, suciedad o venta de drogas, y hacer una tarea de coordinación con los centros educativos para evitar el absentismo escolar. Valerio considera que “hay que luchar contra el fracaso escolar que está en niveles elevados y hay que hacerlo con la ayuda de la policía, por eso proponemos que una parte de la Policía Local se especialice en temas de menores”.

Esta iniciativa está unida a un Plan de Mantenimiento de Colegios que Magdalena Valerio quiere poner en marcha ya que considera que “el mantenimiento que se está llevando a cabo no es correcto”. Así se lo han hecho llegar los directores de los colegios de la capital en las reuniones que ha mantenido con ellos. En ellas, la candidata socialista les solicitó un estudio detallado sobre las necesidades que tiene cada colegio con el fin de poner en marcha ese Plan de Mantenimiento que tendrá dos partes. La primera, que se desarrollará este mismo verano, irá dirigida a solucionar los problemas más urgentes y la segunda se llevará a cabo a más largo plazo con una planificación previa de necesidades y prioridades.