Magdalena Valerio retomará el Plan Especial del Casco Histórico

La candidata socialista cree que ese plan habría evitado que Román hubiera actuado “sin contar con nadie, ni siquiera con el técnico de patrimonio del Ayuntamiento” en el casco histórico, invirtiendo cerca de 15 millones procedentes de la privatización del agua “en convertir el casco histórico en un mausoleo, todo granito, todo gris y sin vida”. Valerio ha destacado, además, que algunas de las actuaciones de Román en el centro de la ciudad son de dudoso gusto y se han hecho de manera tan desorganizada y descoordinado que han supuesto un verdadero mazazo para el comercio y los negocios de la zona.

La candidata socialista cree que cualquier intervención en el centro de la ciudad debe hacerse mediante un “impacto meditado y razonable” para lo cual “es absolutamente necesario un plan serio y consensuado con todos los agentes y sectores implicados en este asunto, declarando aquellas zonas que están más degradadas como Áreas de Rehabilitación Integral”. Se refiere, entre otras, a la plaza del Concejo, la plaza de Dávalos y el entorno del Mercado de Abastos, la zona que va desde el puente árabe a la glorieta de Bejanque y que comprende la calle Madrid, Ingeniero Mariño y Ramón y Cajal o el entorno de la concatedral de Santa María con las calles Santander, Doctor Creus y Pescadores, entre ellas.

Otra de las propuestas de Magdalena Valerio para el casco histórico es la elaboración de un programa de adecuación de su imagen global para crear una estética unificada y que permita “una convivencia razonable y estrecha entre los diferentes estilos arquitectónicos que hay en el centro y que comprenden mezclas de edificios del siglo XVI con otros del siglo XIX”. Este programa incluiría un proyecto de minoración de los impactos de aquellos elementos que distorsionan la imagen del patrimonio arquitectónico como el cableado, las marquesinas, rótulos, toldos, aire acondicionado, etc.

Todo el trabajo que se haga en relación al casco histórico se centralizará en una Oficina Municipal para la Recuperación del Casco Histórico que se hará a través de una coalición público-privada y que se encargará de supervisar y redactar proyectos, gestionar ayudas y buscar el apoyo y el convenio con todos los agentes que tienen intereses en la revitalización del centro, las compañías eléctricas, entidades de crédito, Cámara de Comercio, vecinos, comerciantes, los consumidores y colegios profesionales, entre otros.

Por último, la candidata socialista ha destacado su intención de fomentar la protección de edificios y la recuperación de fachadas y “vamos a actualizar el catálogo municipal de edificios con protección, poniendo especial énfasis en algunos inmuebles como el Palacio del Vizconde de Palazuelos cuya demolición vamos a intentar evitar”. Valerio considera que “no podemos permitir que nuestro patrimonio histórico-artístico quede por los suelos”. Incluso ha señalado que hará un estudio jurídico para ver de qué manera se puede salvar este palacio y que, si aún es posible, se coaligará con IU para interponer alguna acción legal en contra de su demolición.

Estas medidas se unen a otras que la candidata del PSOE ha ido desvelando durante días anteriores y que también van a contribuir a dinamizar nuestro casco histórico como la recuperación del Alcázar, la construcción de un aparcamiento subterráneo y la recuperación del palacio del Cardenal González de Mendoza en los terrenos del antiguo colegio del mismo nombre o la creación de un centro de la artesanía y la agricultura ecológica en el Mercado de Abastos.