Más de 150 participantes en la III Jornada sobre seguridad TIC para familias

Más de 150 personas han participado en la III Jornada sobre Seguridad TIC (Tecnologías de la información y de la comunicación) para familias.

Un evento organizado por la Consejería de Fomento de Castilla-La Mancha, a través del Centro de Apoyo Tecnológico a Emprendedores bilis, proyecto EnREDando Segur@s, y que ha contado con la colaboración de Fundetec y la Diputación de Guadalajara.

Al acto, que ha tenido lugar en el Centro San José, han acudido el delegado de la Junta en Guadalajara, José Luis Condado, el director general de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías, Daniel Martínez Batanero, el diputado provincial, Luis Palacios, y el director general de Fundetec, Alfonso Arbaiza.

El delegado de la Junta ha explicado el objetivo de esta jornada, “advertir de los peligros y riesgos que entraña un uso inadecuado de Internet, además de ofrecerles consejos para utilizar la red de forma segura”.  “Pero esta jornada también va encaminada, por otra parte, a los padres, principales agentes en la educación de los hijos, que en muchos casos no son conscientes de los peligros que puede entrañar un mal uso, o un uso inadecuado de las nuevas tecnologías, especialmente Internet y las redes sociales”, ha añadido.

Por su parte, el director general de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías ha apuntado que “con estas jornadas se pretende otorgar a las familias una especie de carné de conducir en red y que padres e hijos aprendan a navegar de una manera segura en Internet, a utilizar las redes sociales o el comercio electrónico”.

En esta jornada, los expertos han profundizado en casos reales como el uso adictivo de las nuevas tecnologías la creación y distribución de vídeos y fotografías sin consentimiento previo; las amenazas a la privacidad del menor; el acceso a contenidos inapropiados; el ciberbullying (intimidación u hostigamiento entre menores a través de soportes tecnológicos); el grooming (acoso sexual a menores); los riesgos económicos o fraudes, así como los mecanismos y herramientas de control parental que existen a disposición de los adultos para evitar en lo posible estas prácticas.