Más semáforos en Alovera

Estos dispositivos de señalización se han situado para garantizar que todos los conductores respetan el límite de velocidad, garantizando así la seguridad de los peatones que transitan por las aceras de Cañada Real.

El primero de los semáforos, situado junto a la señal vertical de vía residencial en la confluencia de las calles Mayor y Cañada Real, avisa a los conductores con sus destellos intermitentes de la obligatoriedad de aminorar la velocidad a la que se circula. Desde este punto hasta la confluencia de Camino de Valmores con Cañada Real, donde se encuentra el segundo semáforo, todos los vehículos tienen que reducir su velocidad para no superar los 20 kilómetros por hora. En caso contrario, el segundo semáforo permanecerá en rojo, obligando a los conductores a detenerse si no respetan ese límite de velocidad.
La implantación de este sistema de velocidad por parte de las áreas de Urbanismo y Seguridad nace de la demanda de los vecinos que detectaban que los vehículos circulaban por encima del límite que anunciaban las señales de zona residencial.