Mateo Garralda, nuevo fichaje del Quabit

“Es un jugador que puede transmitir mucho dentro y fuera de la cancha. Será un ejemplo para todos, la pieza que nos faltaba, un lateral derecho lanzador que aportará minutos de calidad tanto en defensa como en ataque. Además nos dará un plus de agresividad importante. Estamos encantados y le agradecemos el esfuerzo que va a hacer por seguir jugando y hacerlo en Guadalajara”, destaca el director deportivo del club, Javi Rodríguez, quien añade que “está aquí por otros motivos, que ni mucho menos tienen que ver con lo económico. Su fichaje no altera nuestra economía y le agradecemos el esfuerzo que realiza”.
 Garralda, que el próximo 1 de diciembre cumplirá 42 años, mantiene un “nivel de exigencia máximo” y su trayectoria viene avalada por una “enorme profesionalidad”, valores que, según Rodríguez, intentará inculcar a los jugadores de cantera con la que colaborará.

El “cariño” de Guadalajara
El navarro se muestra encantado con su fichaje por el Quabit BM Guadalajara porque “ha sido el club que más cariño ha mostrado, que más ganas e interés, y hay un momento en la vida de un jugador que eso prima mucho más que el dinero. Además todas las referencias que tengo de Guadalajara son buenas. Fernando Bolea y Javi Rodríguez se han volcado para que yo pueda jugar en el Quabit”, comenta.
Garralda, con un palmarés envidiable -seis Copas de Europa, dos Recopas, una Copa EHF, cuatro Supercopas de Europa, seis títulos de Liga Asobal, dos Copas del Rey, tres Supercopas de España y un título de Liga danesa- quiere apurar sus últimos años de balonmano. “Sé que me queda poquito, pero quiero aprovecharlo. Es mi pasión y sé que algunos excompañeros me han dicho que cuando se retiraron se quedaron con ganas de más, yo seguiré hasta que mi cuerpo aguante. Y ahora lo hace”, destaca el internacional, que con la selección ha logrado un Mundial en Túnez -nombrado mejor lateral derecho del mundo-, tres medallas de plata y una de bronce en un Europeo, y un bronce más en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96 -ha disputado cuatro citas olímpicas (Barcelona 92, Atlanta 96, Sydney 2000, y Atenas 2004) después de 233 veces internacional y marcado 593 goles.
“Es una temporada con mucha presión porque la gente va a esperar mucho de mí y yo soy muy competitivo. Me exigiré el máximo para corresponder este cariño. Intentaré aportar experiencia y todo lo que me pida Fernando Bolea”, concluye.
El navarro, que firma por una temporada, podría estar en Guadalajara el próximo miércoles presenciando el partido amistoso contra el Casdisa Toledo.