Máxima expresión de religiosidad en la Semana Santa de Brihuega

La Semana Santa de Brihuega es por encima de todo, un evento de carácter religioso cuyos actos procesionales suelen congregar a buena parte de los briocenses, cada año más participativos, aunque el tiempo no nos ha acompañado, por la buena climatología de estos días. Debemos tener en cuenta que muchos de los brihuegos residentes en Guadalajara y Madrid se desplazan a Brihuega para participar en los actos religiosos, pero principalmente en las procesiones del Jueves y Viernes Santo y pasar los días festivos con la familia.

Aunque fueron muchas las personas que nos visitaron, el tiempo inestable no favorecido la presencia de una mayor afluencia de visitantes a la comarca, aunque si los que nos han visitado fueron atraídos no solo por las procesiones propias del lugar, sino por los atractivos arquitectónicos y paisajísticos y, sin la menor duda, por la rica y variada gastronomía de esta bendita tierra de Brihuega.

En Brihuega, los actos procesionales de Semana Santa son austeros como en Castilla, pero llenos de tradición: la procesión del Silencio la fría noche del Jueves Santo, no resto público, haciendo bueno el dicho, “si no voy yo a las cosas que se organizan en mi pueblo, no van a venir otros para hacerlo por mi” la de Pasos durante la mañana del Viernes Santo, aun con una fría mañana que había amanecido con nieve en los campos briocenses, la gente volvió a salir a la calle para acompañar a la Virgen de los Dolores y al resto de las imágenes de Cristo en la Vía Dolorosa, no ocurrió lo mismo con la de Soledad y el Santo Entierro, la que hubo de ser suspendida la noche del Viernes, dado a las nueve de la tarde comenzaron a caer unas gotas a un que la procesión no estaba anunciada hasta las nueve treinta de la noche, con muy buen criterio tomaron la decisión de suspenderla, aunque las imágenes del Cristo en el Sepulcro y la de la Virgen en su Soledad partieron desde la capilla de la Vera Cruz, a la parroquia de Santa María situadas ambas en el patio de armas del castillo, para oficiar el Sermón de Soledad y han regresado al mismo lugar inmediatamente al comenzar a llover intensamente.

Publicidad

La noche del Jueves Santo procesiona la imagen de la Flagelación del Señor acompañado de medio centenar de penitentes en su recorrido y por la Banda de Cornetas y Tambores del municipio. Durante el transcurso de la misma se reza un solemne Vía Crucis.

Por lo que respecta la Procesión de Pasos del Viernes Santo, es acompañada de la Banda de Música de Brihuega, y procesionan en la misma los pasos de la Oración en el Huerto, la Flagelación del Señor, Jesús de Medinaceli, Nuestro Padre Jesús Nazareno, Jesús clavado en la Cruz, y cierra la Virgen de los Dolores, recordándonos a los misterios dolorosos del Santo Rosario, durante el recorrido de la misma, el párroco que preside la Procesión va explicando o predicando las siete palabras que Jesús dijo antes de morir en la Cruz.

La emoción y el sentimiento adquieren su máxima expresión en la solemne procesión del Viernes Santo durante la noche, un silencio sepulcral se observa durante todo el recorrido, conocida como de la Soledad y el Santo Entierro, y solo roto con el sonido de las marchas procesionales que interpreta la Banda de Música dirigida por Raquel Sánchez-Pardo Ramiro y el repiqueteo de los tambores, en la misma procesionan las imágenes de la Cruz desnuda, la Virgen de la Piedad, el Santo Sepulcro y la Virgen de la Soledad, pero como hemos dicho anteriormente fue suspendida por la lluvia.

Los oficios religiosos y procesiones fueron presididos por D. José Mariano Marco Escolano, párroco de la localidad, el Coro Parroquial que dirige Adelardo Ortega Caballero fue quien se encargo de cantar durante los Oficios y en la Vigilia del Sábado de Gloria, y tanto en el convento de Religiosas Bernardas, como en la parroquia fueron infinidad de fieles los que participaron.

En cuanto al tema de visitantes, podemos decir que Brihuega ha estado a tope, los restaurantes han tenido varios turnos de comidas, nos han recordado a las Fiestas de la Virgen o al día de la Corrida de Primavera, había que esperar, también es verdad que se ha notado durante toda la semana que hay dos restaurantes cerrados.