Nueva línea de ayudas para el pago del IBI destinada a los más desfavorecidos

Se trata de una línea de ayudas económicas que el Ayuntamiento viene aprobando desde 2010 para hacer frente, concretamente, al Impuesto de Bienes Inmuebles. Supone, tal y como ha señalado el Alcalde, “extender al ámbito tributario nuestra sensibilidad de cara a ayudar a los colectivos más desfavorecidos”.

Antonio Román ha subrayado que “el Ayuntamiento de Guadalajara es sensible a la situación que están atravesando numerosas familias de Guadalajara, que no tienen recursos económicos suficientes para hacer frente a su día a día y tampoco para pagar sus impuestos.  Por este motivo, el equipo de Gobierno ha ideado una serie de fórmulas tendentes a facilitar dicho pago. La más reciente fue presentada hace sólo unos días por el concejal de Economía y Hacienda, y era la referente a fraccionar en nueve plazos sin intereses el pago de varios impuestos y beneficiarse, al acogerse a este sistema, de un 2% de bonificación en ellos. También destaca la convocatoria del IBI para desempleados, otra línea de ayudas a la que se han acogido 170 personas”.

A través del IBI Social, las personas beneficiarias podrán recibir una ayuda que servirá para pagar total o parcialmente el IBI.

Para ello, se deberán cumplir los siguientes requisitos:

– Que el titular de la vivienda y solicitante de la subvención esté empadronado en el municipio y en la vivienda objeto de la subvención cuando se presente la solicitud.
– Que el solicitante y todos los miembros de la unidad familiar no sean titulares en régimen de propiedad de otro bien inmueble urbano.
– Que el solicitante y todos los miembros de la unidad familiar estén al corriente de sus obligaciones tributarias con la Hacienda Municipal y Estatal, así como con la Seguridad Social y no tengan pendiente de reintegro subvenciones públicas concedidas por las entidades mencionadas.
– Que ninguno de los miembros de la unidad familiar se encuentre en activo en el momento de presentación de la solicitud, bien por ser pensionistas o encontrarse en situación de desempleo, siempre que la suma de los ingresos de la unidad familiar no superen los límites económicos recogidos en el apartado siguiente.
– Que el cómputo total de los ingresos de la unidad familiar y/o convivencial de la que forma parte el solicitante, sean inferiores en el momento de presentar la solicitud, al 150% del Indicador Público de Rente de Efectos Múltiples.
– Mantener residencia efectiva en el domicilio señalado en la solicitud de ayuda, y que ha de corresponder con el de los recibos girados objeto de la misma.

Esta convocatoria incluye cambios respecto a la que salió en 2011 tendentes a ampliar el margen de personas que puedan acogerse a estas ayudas. Se permite, para ser beneficiario de las mismas, la tenencia de tierras y no se exige que los solicitantes lleven un número determinado de meses desempleados (en 2011 el tiempo mínimo de desempleo era de seis meses). Además, si el año pasado se exigía que los ingresos del solicitante no superaran el salario mínimo interprofesional (641,40 euros), este año se exige que no se supere el 150% del IPREM (798,76 euros). Por otro lado, en esta convocatoria no se comprobarán los saldos bancarios de los solicitantes.

El plazo para la presentación de solicitudes será de 20 días naturales a partir de la publicación de esta convocatoria en el Boletín Oficial de la Provincia. Podrán presentarse en el Registro General del Ayuntamiento.

Desde que se puso en marcha esta línea de ayudas, se han beneficiado de ella 280 familias de Guadalajara.