Objetivo cumplido: los seguntinos terminan en medio de la tabla haciendo un fútbol de calidad en muchos momentos

En la convocatoria de ayer hubo muchos canteranos,  además de la buena noticia que significó la reaparición de jugadores como Viso, lesionado, y Emilio Redondo, que superó su sanción de seis partidos. El AD San José Obrero llegaba a La Salceda con opciones de ser tercero al final de la liga. Maestre planteó un 4-3-3 para dificultar la salida de balón de los capitalinos. “No teníamos nada que perder, y nuestro objetivo era hacer disfrutar a la gente que bajó al campo”, explicaba esta tarde el capitán arlequinado, Alvaro Santiago.
Las primeras ocasiones fueron visitantes, pero el Sigüenza había asimilado bien el planteamiento de Maestre. Sin embargo, y cuando mejor estaban jugando los locales,  Pedro García Melero robó un balón en el centro del campo y prácticamente desde allí mismo soltó un disparo que sorprendió a Fernando. Los arlequinados no se vinieron abajo. Tiraron de orgullo bajo la lluvia para poner contra las cuerdas al San José. Una buena jugada colectiva acababa en la banda para que Rafa Marco templase bien sobre el área del Dínamo. David, de cabeza, se adelantó al portero  para restablecer el empate en el marcador. Así se llegó al descanso.
Maestre aleccionó a los suyos en el vestuario para que el equipo se llevara el partido. Una decisión muy protestada del colegiado condicionó el partido. En el minuto 47, el trencilla pitó penalti y expulsión en una jugada en la que los arlequinados reclamaron primero fuera de juego previo, y después la ausencia de falta. Viso emprendió el camino del vestuario, dejando en inferioridad a los locales, pero el portero Fernando obró el milagro. Su estirada, abajo y al poste izquierdo, dificilísima, para detener el penalti fue la acción del partido.
El Sigüenza replegó líneas para sujetar el resultado, pero siguió sintiéndose muy cómodo sobre el césped, con mucho peligro en la contra. El en último tramo del partido, los de Maestre se la jugaron para ganar ante su afición. En el minuto 70, en una contra, David Sáez sorprendía en un tres contra uno que acabó en la red. Pese a que lo intentaron, el 1-2 resultó insuperable para los seguntinos. El capitán, Alvaro Santiago, tuvo la última gran oportunidad en una falta en la frontal que el portero sacó de la mismísima escuadra.
Categorías inferiores
El Sigüenza B le ganó al Sacedón por 2-3 a domicilio. Los juveniles perdieron en Azuqueca, en el último partido de liga, por 10-3. Los alevines empezaron la copa y perdieron 5-2 ante el Dínamo Guadalajara en Guadalajara.