Ocho detenidos por robos en viviendas y explotación sexual de mujeres

 

En total han sido detenidas ocho personas, todos ellos de nacionalidad rumanda. La imputación que hay contra ellos es por robo en viviendas y naves industriales así como por delitos vinculados con la explotación sexual de mujeres.

Aunque esta banda tenía su centro de  operaciones en Guadalajara, sin embargo también operaba en otras provincias limítrofes como Toledo, Madrid, Teruel y Zaragoza.

La investigación policial, llevada a cabo por la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de Guadalajara, denominada Operación Térmica, se ha prolongado a lo largo de seis meses, llevando a la detención de ocho de sus integrantes.

Este grupo criminal, afincado en el Corredor del Henares, localizaba sus objetivos en un radio de hasta 400 kilómetros, desplazándose en el mismo día al lugar seleccionado para perpetrar el hecho y regresar con numerosos objetos robados, que ocultaban en una nave industrial de la localidad de Alcalá de Henares (Madrid), desde donde a su vez los distribuían a toda una red de receptadores de objetos robados.

Se les imputan decenas de robos en Azuqueca y Alovera, en el caso de la provincia de Guadalajara.

El grupo delincuencial tenía una estructura piramidal, en la que el jefe del grupo era el encargado de la distribución de funciones, recababa la información necesaria sobre los objetivos y contactaba con los receptadores de la mercancía, mientras cuatro de los integrantes se dedicaba a la fase operativa de los robos, otra al transporte y dos de ellos al control de las mujeres.

La gran mayoría de los objetos sustraídos los enviaban a Rumanía a través de diferentes empresas de paquetería para su distribución, donde la cabeza de la organización tenía su sede.

Todos los detenidos han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial, la cual ha decretado el ingreso en prisión de tres de ellos.