Otro de esos partidos imposibles…ahora en León

Los alcarreños además contarán con el lastre de las bajas: Mateo Garralda, que ha recibido el alta médica será reservado de cara a la gran final contra Torrevieja y no podrá enfrentarse a uno de sus exequipos, y Mateu Castellá continúa recuperándose de la fractura en el hueso nasal que sufrió en Granollers.

Por si fuera poco, aunque viajará, a priori no jugará Coque Fontenla, renqueante de una lumbalgia que se produjo en el derbi regional contra Cuenca de hace semanas. Ausencias que mermarán el rendimiento del Quabit, que aún así espera mejorar la imagen ofrecida ante el Barça en el San José y recuperar sensaciones antes de jugársela con Torrevieja en Guadalajara el próximo 15 de octubre, a las 18 horas.
Los últimos antecedentes de enfrentemientos entre estos dos equipos ofrecen una única victoria alcarreña. Fue en la 94-95 y por la mínima (24-25). En los otros dos, ha habido más diferencia: 95-96, derrota por 29-23 y en la pasada campaña, dignísima imagen en el Palacio (30-27).
Mientras, los de Bolea están con problemas clasificatorios, además de las lesiones, el Ademar afronta la cita con optimismo después de perder con orgullo ante el Montpellier en la Champions (38-34) y con un arranque de Liga sensacional -invicto con cuatro victorias-. Los refuerzos han dotado al equipo de Isidoro Martínez -exseleccionador junior, que coincidió con Jorge Gómez- de un enorme potencial: Rafa Baena (Antequera); Antonio García y Álvaro Ferrer (Granollers); Adrien Di Panda (Montepellier); Felipe Borges (Pinheiros); y dos canteranos que suben del filial como Cabanas y Goñi.
El partido, que comenzará a las 20.45 horas en el Palacio de Deportes de León, será dirigido por los cántabros Escudero Santiuste.