Para el PSOE: “Román debe dar la cara por su complicidad con las tropelías de López Armada”

En la misma nota, la portavoz socialista, Magdalena Valerio, ha informado hoy de una nueva investigación sobre la empresa de López Armada que gestionaba la finca municipal de Castillejos. En esta ocasión es la Agencia Estatal de Seguridad Aérea la que ha abierto expediente sancionador por la fiesta celebrada en mayo de 2011 en Castillejos, con aterrizaje y despegue de distintas aeronaves, que el Grupo Socialista denunció en su momento y sobre la que Román se comprometió a dar explicaciones el pasado 23 de mayo. “Hoy hace once meses de la fecha en que Román se comprometió a dar explicaciones, y todavía las estamos esperando”, ha dicho Valerio, para quien lo ocurrido “demuestra la impunidad con la que habitualmente actuaba López Armada y la complicidad de Román”.

Esta investigación se suma al proceso penal abierto a López Armada tras su detención por un presunto delito de insolvencia punible y otro contra la Seguridad Social, así como al perjuicio causado por su red de empresas a cientos de trabajadores y que, a juicio del Grupo Socialista, podría constituir también “un presunto delito social, tipificado en los artículos 311 y siguientes del Código Penal como delito contra los derechos de los trabajadores”.

La portavoz socialista ha recordado que “mientras todo esto ocurría, con el consentimiento y conocimiento del alcalde, el Grupo Socialista ha venido denunciando todas las irregularidades, pero Román ha preferido mirar para otro lado, engañar a la ciudadanía y amenazar con denunciar ante los tribunales al anterior portavoz socialista, en vez de actuar contra López Armada, como era su obligación”.

“Engaños” que, según Valerio, “Román volvió a cometer la pasada semana, en concreto el 18 de abril, cuando dijo desconocer si López Armada había sido detenido por presunto fraude contra la Seguridad Social, pero ya había firmado el decreto de personación en el caso, que tiene fecha del día 17, y ya conocía el inicio de actuaciones penales en el Juzgado de instrucción y que incluso algún empleado del Ayuntamiento había ido ya a declarar”, finaliza la nota.