Para los parlamentarios socialistas los PGE 2012 son un frenazo al desarrollo de Guadalajara

Magdalena Valerio ha definido estos presupuestos como “un stop al desarrollo de Guadalajara y un golpe bajo al empleo y a los servicios públicos esenciales en nuestra provincia”.

En conjunto, los PGE 2012 reducen las inversiones en Guadalajara un 5% respecto a 2011, alcanzando una cifra global de 77,7 millones de euros. Esta cantidad supone que el Gobierno de Rajoy trata a nuestra provincia peor que al resto de Castilla-La Mancha, ya que la inversión en Guadalajara será de 303 euros por habitante, mientras que la media regional es de 404 euros por persona. Es decir, cada guadalajareño merece para el PP 100 euros menos de inversión que el resto de habitantes de Castilla-La Mancha.

Además de la inexistencia de partida presupuestaria para el Parador de Molina, en los Presupuestos Generales del Estado de 2012 figuran únicamente 200.000 euros para la Autovía de la Alcarria, divididos en cuatro tramos a razón de 50.000 euros por tramo, y nada para los años siguientes (el proyecto global asciende a 700 millones de euros para la construcción de 92,4 kilómetros); 240.000 euros para la autovía de Molina y cero euros en los años siguientes, sobre un proyecto global de 107 kilómetros y 518 millones de euros; cero euros para el Palacio de Justicia de Guadalajara este año y un recorte de dos tercios en el coste global del proyecto, que quedó presupuestado en 13,5 millones de euros por el Gobierno del PSOE y ahora aparece dotado con 4,5 millones de euros por el PP para próximos ejercicios.

La parlamentaria socialista ha recalcado que “el stop de Rajoy a las inversiones en nuestra provincia, unido a que Cospedal también ha paralizado el nuevo hospital, el campus universitario y el Parque Científico y Tecnológico, nos traen más paro, más penurias para el presente y un frenazo al desarrollo futuro de Guadalajara”.